Los chapulines tienen más de 3000 años de ser un platillo típico de Oaxaca, regularmente se disfrutan como botana, además son ricos en proteínas y minerales como el zinc, magnesio o calcio, vitaminas A, B y C. Los chapulines se asan en el comal con jugo de limón, ajo y chile de árbol, y se degustan acompañados de una copita de mezcal 100% oaxaqueño.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.