° Historias de mujeres indígenas presas por el delito de  pobreza

° El trabajo de Concepción Núñez no sólo es importante sino urgente en estos momentos: señalan feministas

Texto: Anel Flores / Foto: Globe Studio (Agencia)

La historia de diez mujeres zapotecas, indígenas de la Sierra Sur, presas por delitos contra la salud en el penal de santa María Ixcotel y la mirada de crítica de la investigadora Concepción Núñez, constituyen el libro Deshilando condenas, bordando libertades: diez historias de vida, presentado el pasado 12 de abril en el patio central del Centro Cultural y Académico San Pablo.

Las investigadoras Rosalva Aída Castillo Hernández y María Leticia Briseño Mass, reseñaron desde su óptica feminista el libro de Concepción Núñez como oportuno en un espacio pocas veces explorado, además de un nuevo referente que analiza las condiciones de exclusión social de mujeres que viven presas de su libertad y de su cultura.

“Se trata de un libro interdisciplinario en su análisis que recupera lo mejor de distintas tradiciones metodológicas de las ciencias sociales. Estas historias no quedan como un anecdotario, como historias que nos hacen llorar, ella pone estas historias en un contexto más amplio, retomando la economía política y también lo que ella llama ‘la  colonialidad del poder’ para referirse en la manera en que el colonialismo sigue marcando las maneras de entender el mundo y la manera que tiene el poder de ejercerse.” Señaló la investigadora feminista Rosalva Aída castillo.

Aída Castillo concluye —Refiriéndose a Concepción Núñez— en que “ella nos habla de las nuevas formas que toma el imperialismo a través de los procesos de certificación de Estados Unidos, que han sido fundamentales en la definición de la famosa guerra contra el narcotráfico que tantas muertes ha dejado al país, de la manera en que se criminaliza la pobreza, y nos muestra que finalmente, que las mujeres indígenas son rehenes de la estadística. Es necesario mostrar que el gobierno esta haciendo algo para confrontar al narcotráfico y el numero de personas encarceladas son utilizadas como prueba de estos esfuerzos, pero no se encarcela a los grandes narcotraficantes, se encarcela a los que están más abajo en esta pirámide delictiva, a las mujeres indígenas que ella nos describe como burreras o mulas.”

Por su parte, la autora explica que los cautiverios de las mujeres presas no sólo se expresan en la negación de su libertad, también son presas de sus costumbres y creencias ancestrales que vienen arrastrando desde que nacen. “Hay presas privadas de su libertad y hay presas que no están el la cárcel pero que son privadas de su cultura machista en la sociedad patriarcal en la que vivimos”.

Concepción Núñez, menciona que desde el mundo de la academia se tiene que seguir denunciando, y desde los sistemas educativos, introducir la perspectiva de género.

Deshilando condenas, bordando libertades: diez historias de vida, editado por el Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO), es el resultado de una tesis doctoral que llevó cuatro años de trabajo en el penal de Santa maría Ixcotel, para obtener el grado en Ciencias Sociales por el Instituto Pensamiento y Cultura en América Latina, AC, y cuyo resultado le brindó en 2007 una mención honorífica en el concurso de tesis Sor Juana Inés de la Cruz que convoca el Instituto Nacional de las Mujeres.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.