Milthon Puch /

Los templos católicos de Santo Domingo Yanhuitlán, San Pedro y San Pablo Teposcolula y San Juan Bautista Coixtlahuaca ­—tres comunidades de la Mixteca oaxaqueña— son ejemplo de la vanguardia arquitectónica del siglo XVI, donde se implementaron esquemas novedosos para su edificación al mezclar tecnología de punta de la época y las técnicas locales, explicó el profesor de la Universidad de Minesota Benjamín Ibarra Sevilla.

Las construcciones que se erigieron en el siglo XVI en Oaxaca utilizaron métodos arquitectónicos importados de España —caracterizados por la forma de cruz bajo la cual se desarrollaron los trazos de las cúpulas— fusionados con los conocimientos y técnicas indígenas. Tales diseños se repitieron hasta en cuatro ocasiones en una misma iglesia, como la de Santo Domingo Yanhuitlán, lo que facilitó su construcción, expuso el investigador durante la conferencia El arte de la cantería mixteca, con la cual se inauguró en el claustro del Exconvento de San Pablo la exposición del mismo nombre.

Estudios de estereotomía —rama que examina la colocación de la cantera en construcciones arquitectónicas y de ingeniería— realizados a las bóvedas nervadas del siglo XVI existentes en la Mixteca de Oaxaca, permiten afirmar al investigador de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Minnesota que las tres iglesias fueron proyectadas y edificadas con base en el criterio real dictado desde España, al menos en sus proporciones, pero en combinación con las técnicas de construcción autóctonas.

Dichas bóvedas, que forman parte del techado de las iglesias o cuyos vestigios se pueden apreciar en las capillas abiertas anexas a los templos, cuentan con características singulares en su construcción. La capilla abierta de San Pedro y San Pablo Teposcolula, conocida también como Capilla de Indios, es una edificación única en su tipo en toda América que permite apreciar el estilo gótico tardío.

Este sistema de bóvedas góticas se implementó en Europa en el siglo XI, durante el Renacimiento, y siglos más tarde llegó a lo que hoy es España, recordó Benjamín Ibarra. Lo que hace únicas en su construcción y diseño a estas tres iglesias es que mezcla tanto los conocimientos locales como los europeos, indicó.

La exposición El arte de la Cantería Mixteca, en la cual se puede apreciar a través de maquetas y dibujos la forma en la que se construyeron las bóvedas, estará abierta hasta el 30 de junio en el pabellón del claustro del Exconvento de San Pablo, a escasas dos cadras del Zócalo oaxaqueño. Del 28 al 30 de junio, en el mimso espacio, se llevará a cabo el Simposio internacional sobre la transferencia de tecnología de la construcción de Europa a América.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.