° La pintora expondrá el 17 de mayo en el Palacio Municipal de Oaxaca en el Día Mundial contra la Homofobia, además está invitada a ser parte de artistas que participarán en el mes de la herencia oaxaqueña en Los Ángeles California, invitación que aún evalúa.

Adán Sandoval/

En un país y en donde prevalece el doble discurso hacía la diversidad sexual, por un lado se pregona esa libertad de elección, pero por otro se condena y se discrimina a quienes a los ojos de las “buenas conciencias” son diferentes, Karla nos revela algunos aspectos de su vida que pocos conocen.

Karla Guzmán Wong, es originaria de la ciudad de Minatitlán, Veracruz, pero creció en Ciudad Ixtepec; se dice oaxaqueña de cepa, istmeña sin lugar a dudas.

Egresada de la licenciatura en Derecho y Ciencias Sociales, entró a la Procuraduría del Estado de Oaxaca como perito en retrato hablado; labor que coincidía con su facilidad para el dibujo; el conocimiento de varios idiomas la perfilaban para ser traductora, “pero esa plaza no se dio y ahí me quedé”.

Su vida transita en la normalidad, en el común de todas la personas de a pie de este país.

LA INSPIRACIÓN

Su relación con el lienzo sin duda nació con ella; en sus creaciones se distingue los rasgos de su personalidad, color, líneas firmes, pero a la vez delicadas, hay una dualidad impregnada que se percibe, que “se huele” en sus pinturas.

Karla empezó su relación con la pintura desde su infancia, sus creaciones ya eran apreciadas, pero la vida la llevó por otros senderos antes de considerarse una pintora profesional. “De hecho no lo soy, aún soy aficionada”, se adelanta Karla, pero esa afición ya la ha llevado a exponer en Chicago, Indiana, Juchitán y su natal Ciudad Ixtepec.

Su incursión en la pintura es reciente, es más hasta se podría decir que fue fortuita, ella residía en la ‘Ciudad de los vientos’ –Chicago– cuando se enteró de una exposición de artistas mexicanas que participaban en el marco de una presentación de Lila Downs.

“Llegué con el curador, a quien le pedí la oportunidad de participar, pero me dijo que ya no había cupo, que próxima temporada probablemente habría espacio… le dije que pintaba muy bien y entre otras tantas cosas, él me respondió: ¡tú no puedes opinar de tus trabajos!, eso me corresponde decidirlo o bien a otra gente”.

A pesar de la negativa el curador en cuestión le pidió que le enviara una muestra de su trabajo “¡mándamelas!”, me dijo.

Ya por la noche cuando Karla llegó a su apartamento mandó las fotos de sus pinturas, que aún eran hecha a lápiz, no tardó mucho en hablarle para decirle: ¡Karla hay espacio para ti!, participas en la exhibición.

“Así empezó todo, pocos saben de las otras facetas de mi vida, sólo me conocen por la pintura. Creo que ese va ser mi legado, mis pinturas, dejarle algo a la gente que amas” subrayó Karla.

De ascendencia asiática, pero nacida istmeña (su abuelo llegó a México cuando en China se desarrollaba la ‘Guerra del opio’) su madre originaria de Santiago Laollaga, maestra de profesión, su padre su padre es músico de ciudad Ixtepec, Karla, la artista, considera que para serlo, debes tener esa sensibilidad, te pueden encaminar a muchas otras disciplinas, pero si no es lo tuyo no vas a destacar. Por ejemplo mi padre es músico, algo de su sensibilidad me habrá heredado; todos mis tíos tocan instrumentos, mis sobrinos y hermanos también tienen alguna de esas cualidades.

Antes de entrar a la Procuraduría mantuve mis estudios dando clases de ‘Salsa’ y ‘Merengue’, fui maestra de quienes ahora dirigen algunas academias de baile, incluso di talleres de baile y de gramática española en la ‘Casa chata’.

Además estoy en la creencia que cuando tienes esa sensibilidad…el sufrimiento y el gozo lo vives distinto, te das cuenta de otros matices y eso se nota cuando lo expresas con tu obra ya sea una pintura, una composición, incluso en la interpretación de una canción, recitar un poema. Entonces cuando puedes inspirar ese sentimiento es porque tú lo sentiste.

¿Entonces el principal motor para crear belleza es el sufrimiento?

–El principal motor es el amor, la pasión… empezamos con el amor, pero la tristeza, la alegría también te da pie a crear más arte, depende del estado de ánimo, tal vez en algunas de mis pinturas hay melancolía, enojo, y es porque en ese instante así lo sentí.

¿Y qué pintores te han influenciado?

–Pablo Picasso, sus colores, me gustan los contrastes y viveza de tonalidades que utiliza Fernando Botero, creo que son como los que uso, me fascina Diego Rivera, ya que hace una mezcla de rasgos mestizos en sus obras, eso me gusta.

Me identificó con Remedios Varo, el trabajo de Frida Kahlo, que no a todos les agrada, admiró a Leonora Carrington a Salvador Dalí, José Clemente Orozco.

Me encanta la inspiración de los músicos, como mi padre; los instrumentos y eso lo plasmo en los ojos ahí centro mi trabajo son sin duda el espejo del alma.

Eso lo notas en su mirada, por ejemplo el mirar de un niño es limpio, lo ves a los ojos cuando llora, te conmueve, pero también puedes descubrir maldad… los colores mexicanos, las cosas que me identifican como latina, todo eso ha hecho que yo tenga a mis “hijos”, mis obras, mis pinturas.

Y la plástica oaxaqueña ¿cómo te ha recibido?

–No me he dado mucha promoción, fui al Istmo porque soy de allá, pero a Oaxaca no he entrado, quiero llegar por la puerta grande, si se puede, pero buscaré opciones y se cierran las puertas se abrirán otras.

LA DIFERENCIA

En el contexto de un país con el doble discurso hacía la diversidad sexual,  donde por un lado se pregona esa libertad de elección, pero por otro se condena y se discrimina a quienes a los ojos de las “buenas conciencias” son diferentes Karla nos dice…

Bueno… yo… soy una mujer transexual. No me siento una persona gay, soy una mujer transexual. ¿rara? rara si tuviera una cola de perro u orejas de burro. Soy como cualquier otra persona.

Para ello hay que entender este concepto de la transexualidad.

La transexualidad es una identidad transgénero que define, es una convicción por la cual una persona se identifica con el género opuesto a su sexo biológico, por lo que desea vivir y ser aceptado como una persona del género opuesto. La transexualidad es característica por presentar una discordancia entre la identidad de género y el sexo biológico.

Consiste en la existencia de un conflicto con el género asignado al nacer en los casos en que la identidad de género del individuo no coincide con su sexo. Una persona transexual es aquella que encuentra que su identidad sexual está en conflicto con su sexo. El deseo de modificar las características sexuales externas que no se corresponden con el género con el que se sienten identificadas lleva a estas personas a pasar por un proceso llamado de transición para adaptar su cuerpo al género al cual se sienten pertenecientes, explica Karla.

Y detalla: a esto se le suele denominar operación de “cambio de sexo” pero el cambio existe previamente en la psique de la persona transexual. Lo que se modifica no es el sexo sino la apariencia de sus genitales sexuales externos mediante una cirugía de reconstrucción genital y sus caracteres sexuales secundarios mediante una terapia de reemplazo hormonal.

¿Cómo afrontas esa ‘diferencia’ en tu vida, cómo lo vives, cómo lo expresas en tus pinturas?

He tenido problemas en mis relaciones, el argumento es que no conciben o no terminan de aceptar mi ‘diferencia’… es triste que piensen así, porque el tiempo que dedicado, el amor que siento expreso, es para que me aprendieran a querer, a amar, no por lo de fuera, sino por lo que soy como ser humano.

Las relaciones sexuales son un complemento, lo que das como persona, como individuo es lo que vale, el cariño no lo hayas en la calle, tal vez pagarás por placer, pero quedas vacío. Pero el amor que te ofrezca algún individuo sin ser de tu familia, es una bendición. Y al igual que una mujer, que un hombre, yo tengo derecho a amar, y sentirme amada

¿Ante el mundo? Yo no tengo que andarle diciendo a todos si soy o no soy, no es importante ni relevante para mí. Y si me preguntan no tengo por qué decir que no, no es nada que me avergüence, no es un delito, no he hecho nada malo.

Karla está por cumplir 38 años ha sufrido mucho por el amor, y entonces…¿este aspecto del desamor se convierte en un motor de inspiración, es éste aspecto un ingrediente extra?

Creo que sí. No me interesa que me rechace ‘Juan de las pitas’, pero que te rechace a quien tu amas, se siente horrible, entonces encuentro alivio en mis pinturas. Sí, por supuesto, el amor y desamor son motivos de inspiración.

Pasión no tiene que ver con el sexo, alguna vez me dijeron: ustedes son bastante posesivas ¡No!, somos igual a todos a lo mejor lo expresamos más o tal vez es mi carácter, y nada tiene que ver con sexo.

Con relación a la diversidad sexual Karla Guzmán manifiesta conceptos que hacen tambalear estereotipos sobre la comunidad gay, de las mujeres transgénero, y que a través de ello se dé apertura de ideas, porque, señala Karla, ” es de más valor asumirse gay, travesti o transgénero, decir esta soy yo, a estar expensas a lo que piensen los demás, hay una filosofía en toda esta forma de pensar”.

¿influye esto en tu pintura?

Apruebo en la diversidad sexual, ¡cómo no aceptarla!, pero lo que no me gusta es que muchas de nosotras terminemos en la calle, no estoy de acuerdo que nos vean como objetos sexuales. Soy una persona que merezco respeto, que si voy a tener una relación debe haber cortejo, que me dediquen su tiempo, a mi me gusta recibir flores, porque me siento mujer, además eso es lo que reflejo visualmente.

No estoy de acuerdo que terminen en la calle, pero no hay oportunidades, por ejemplo si te contratan en un empleo te piden que te cortes el pelo y te vistas de hombre, ¿pero porqué?, si yo no me siento bien así, en mi trabajo yo me he impuesto y no he permitido que lesionen mi personalidad.

¿Crees que hacen falta políticas adecuadas para la diversidad de género?

-En primera habrá que cambiar la manera de pensar de muchas de nosotras, porque todo se basa en el sexo, ¡sí! A mí me encanta disfrutar de mi sexualidad, pero por ejemplo yo soy monógama.

A lo que voy es que muchas de nosotras tenemos diversos talentos, pero piensan que no pueden lograrlo porque se cierran las puertas, en general todas saben decorar, cocinar, bailar, maquillar, oficios que se han convertido en una fuente de trabajo de mucha demanda y que poco a poco se han profesionalizado.

EL RECONOCIMIENTO Y EL RESPETO

Ese carácter tan fuerte, el darle sustento a lo que hace le ha generado a Karla mucho respeto de la gente que la rodea, familia, amigos y compañeros de trabajo. “Para nosotras es complicado entonces tienes que endurecer tu forma de ser, pero también cuenta tu labor diaria, tu seriedad a tus deberes”.

Hay límites que se tienen que trazar cuando se confunde la convivencia con el acoso y de la imagen que se ha construido a lo largo de los años de los gays, travestis y transexuales, en que se cree que su vida gira alrededor de la sexualidad, entonces una cosa es vestir sensual, pero algo totalmente opuesto es tener una moral relajada.

“Puedes vestir minifalda, pantalones entallados y ser casta, puedes utilizar sotana y ser una verdadera promiscua, todas necesitamos de la conquista, claro los hombres son visuales, un buen par de bubíes, unas amplias caderas y ¡babean!, el físico para nosotras claro que importa, pero somos más del oído, los detalles y no por el hecho de ser transexual no lo merezco, claro que sí”.

No vivo con en ese tipo de complejos de si me aceptan o no, eso ya es problema de ellos, si me aman por el ser humano que soy, tendrán un sitio en mi corazón. Siempre y cuando haya respeto.

Me gusta ser diferente a todos los estereotipos que tenemos en nuestra comunidad, que sepan que no trabajo en las calles, vivo una vida normal como cualquier persona, y lloro, sufro como les sucede a las mujeres y a muchos hombres.

LÍDER DE EXPRESIÓN

Karla Wong expondrá el 17 de mayo en el Palacio Municipal de Oaxaca en el Día Mundial contra la Homofobia, además será parte de artistas que participarán en el mes de la herencia oaxaqueña en Los Ángeles California.

° Su actual exposición se llama “Ecos de la nostalgia”, trabaja actualmente en su próxima muestra que se llamará “Músicos de mi tierra” en donde intentará reflejar el amor a México, a la herencia latina que tanto seduce en los EUA.

Y las exposiciones a las que ya consideran a Karla son en la Universidad del Istmo, Los Ángeles, Chicago, Indiana, “no he buscado más por lo absorbente que es mi trabajo en la Procuraduría, pero ya le dedicaré más tiempo a la pintura”.

A todo esto Karla se ha convertido en portavoz de su comunidad, “No sé si lo soy, pero para mí es un orgullo y compromiso, al igual que la amigas como yo, porque me salgo del estereotipo de todas, no se refieren a mí como generalmente lo hacen: ‘putita’, ‘loca’ ¡no! Se refieren a mí como licenciada o simplemente Karla; eso porque me respetan, me lo he ganado y eso ya es un logro”.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.