*Del seis al 14 de julio, niños de la región triqui participarán en el Campeonato Internacional de YBOA

Adán Sandoval/

“¿Qué haces cuando tras poner todos tus esfuerzos en conseguir algo, esos esfuerzos fracasan? Lo que te dices en esos momentos, y las acciones que en consecuencia llevas a cabo, hacen toda la diferencia entre ser un fracaso a perpetuidad, o tener la posibilidad de algún día llegar a triunfar en algo”.

Así empieza la charla con el profesor Sergio Zúñiga, presidente de la Asociación de Basquetbol Indígena de México (ABIM), quien ya tiene el itinerario del viaje de los equipos de la región Triqui que viajan esta semana a Orlando, Florida en los Estados Unidos, al Campeonato Internacional de la Youth Basketball of America (YBOA), la organización de basquetbol juvenil más grande del mundo.

El registro el día 6 de julio, la inauguración y primer juego el día 7 de julio, durante el 8 y 9 de julio se continuará con la fase de grupos. El día 10 habrá una pausa, ya que se realizará un paseo a Disney World. Las actividades continuarán en la duela los días 11, 12 y 13. El 14 se emprenderá el regreso a México.

“El éxito no llega por casualidad y, sin embargo, es una cosa sencilla alcanzarlo” —apuntó el entrenador—, “pero no cometas el error de confundir ‘sencillo’ con ‘fácil’. Si quieres tener éxito en algo, primero tienes que saber qué es ese algo y, luego, tienes que estar dispuesto a pagar el precio para conseguirlo. Es así de simple. Así que a ganar, ¡ya!”

Los niños de la región triqui de Oaxaca han robado la atención de los medios nacionales e incluso extranjeros. Su peculiar estilo de vivir el basquetbol los ha llevado a ganar cuanto torneo se les presenta. Eso los llevó a ser campeones del YBOA, eso les había dado el derecho de representar a México el año pasado, pero por situaciones financieras no pudieron tramitar pasaporte y visa para poder viajar a Orlando, Florida.

Este año los niños volvieron a hacer un magnífico trabajo y conquistaron Monterrey, pero ahora sí tuvieron el respaldo para hacer los trámites, el recurso financiero para poder hacer el viaje, los niños esta vez sí van a Orlando.

“Lo que piensas es en lo que te conviertes, la mente lo es todo” —puntualiza el entrenador Zúñiga. “Así empezamos esta historia y esta es una de las primeras metas, aún faltan muchas otras cosas. Como mexicanos tenemos lo que muchos países no tienen: somos guerreros, luchamos hasta el final. Cuando nuestras familias o nuestro México está amenazado somos capaces de dar la vida, así somos, la historia nos lo recuerda desde chicos, sólo que necesitamos inspiración.

Pero no están en una selección de futbol para que ellos se sientan campeones de algo, no; desde donde estamos, todo empieza con el equipo de barrio, desde la familia, saber lo que se tiene y qué se puede hacer con lo que cada quien posee, descubrir a ese guerrero que empezará a formar sueños. ‘Hoy lo hemos hecho, no yo, no él, o ellos, no: todos los mexicanos, este trabajo es de todos nosotros, los que nos atrevimos a apoyar a nuestra niñez. Mi ideal es que nos unamos, que este deporte y todos los demás tengan una puerta para todos”, subraya el presidente de la ABIM.

“Se oye imposible, pero así me dijeron cuando empecé a soñar con estos niños y hoy ya somos una realidad. Unámonos y vamos a hacer crecer a nuestros niños, en ellos está la solución de nuestro México. Por eso decimos: ¡Orlando: estamos listos!”, finaliza porque ya estamos a punto de hacer maletas para trascender internacionalmente.

Egresado de la UNAM, aficionado a los Pumas, Raiders, Pistones y Bravos... Comunicador por afición, deefeño por nacimiento, melomano por convicción Hoy en Oaxaca, ¿mañana...? sígueme en twitter @olafo72

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.