Evlin Aragón/

Luego del lamentable suceso que ocurriera en Jalapa de Díaz, donde una mujer mazateca tuvo que parir en el jardín de una clínica de salud de la localidad, este miércoles en conferencia de prensa organizaciones de la sociedad civil locales y nacionales, manifestaron su consternación e indignación ante la violación de los derechos humanos de esta mujer, así como de las declaraciones del secretario de salud Germán Tenorio Vasconcelos, quien responsabilizó a la mujer de su propia situación.

Ahí la doctora Paola Sesia, integrante del Consejo Consultivo del Comité Promotor por una Maternidad Segura en México, aseguró que en la entidad es una contante la falta de calidad en los servicios médicos, que han ocasionado casos paradigmáticos como el de la señora Irma que trascendió a nivel nacional e internacional debido a las condiciones en las que se presentó.

La también directora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social del pacífico sur, reconoció que es clara la deficiencia en cuanto recursos humanos y financieros que presentan los servicios de salud de Oaxaca, las cuales no pueden ser pretexto para brindar una calidad de atención deficiente, toda vez que en oaxaca un 99 por ciento de las mujeres van a consultas pre natales de acuerdo con los propios registros de la Secretaria de Salud a nivel federal.

Así mismo Paola Sesia detalló que las mujeres mayormente afectadas son aquellas que viven en situación de pobreza, son indígenas o no tienen la posibilidad de salir de sus comunidades, a la par que detalló actualmente permanece activas prácticas innecesarias y perjudiciales muchas veces para las mujeres a la hora del parto como lo son: el uso de la episiotomia, la revisión manual de la cavidad uterina, y la cesárea como método de alumbramiento recurrente.

Por su parte la doctora Rafaela Schiavon, secretaria técnica del mismo comité, indicó que entre el 2000 y 2011 Oaxaca registro un total de 630 muertes maternas, una de cada ocho en menores de veinte años, ocupando el cuarto lugar en mortalidad maternidades, sólo por debajo de Guerrero, Chihuahua y Campeche.

Lo anterior afectando en mayor media a mujeres indígenas, que muchas veces si cuentan con servicios de salud, los cuales no son suficientes para evitar la muerte materna.

De igual forma indicó que es fundamental que las autoridades en materia de salud, tomen en cuenta todos los protocolos y convenios internacionales, signados por el gobierno mexicano, para brindar un servicio de calidad a las mujeres embarazadas y con un enfoque de derechos humanos, que permita la atención oportuna y eficiente, así como la erradicación de las muertes maternas.

Comunicadora de profesión, feminista por convicción. Reportera de información general en medios de comunicación oaxaqueños y activista incansable en acciones que promuevan mejores condiciones para las mujeres, incluyendo una vida libre de violencia para todas. Búscame en el twitter: @evlin_aragon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.