*Con la salida de la Constructora Casaflex se desconoce el destino de la obra que lleva ya tres meses detenida y  la pregunta que surge es ¿se quedarán los Alebrijes en Oaxaca?

Adán Sandoval/

Hay desolación… es una magna obra negra, desde cualquier punto se ve. La idea que se presentó el 18 de abril del 2013 cuando se puso la primera piedra allí en la Unidad Deportiva del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), y se dijo que se construiría la casa del equipo Alebrijes de Oaxaca, no está, todo está desierto.

Casi un año después de haberse puesto la primera piedra del estadio, hoy el panorama no parece haber cambiado tras ese 18 de abril los trabajos arrancaron casi un mes después y se anunció que esa primera etapa duraría 90 días.

Se había anunciado que sería en agosto del 2013, cuando se terminarían los trabajos, para ello se invertirían en una primera etapa 200 millones de pesos.

Esa unidad que era punto de reunión de la zona poniente de la ciudad hoy está semi-destruida, semi-construida porque los trabajos cesaron desde hace ya varias semanas cuando se comenzó con el retiro de herramientas, equipo y maquinaria que únicamente se encontraba parada en ese lugar.

La empresa ICA (Ingenieros Civiles Asociados) concesionó los trabajos  a la constructora Casaflex , quien ya los abandonó tras las múltiples interrupciones en la obra, primero por los materialistas, posteriormente los trabajadores de las grúas — por falta de pago– y continuaron con los trabajadores sindicalizados del ITO.

El pasado mes de diciembre el titular de la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra), Netzahualcóyotl Salvatierra López, dio a conocer que existía un avance del 50% de construcción del estadio.

Precisó que esta obra cuenta con el consenso de las autoridades escolares, el Gobierno del Estado, las organizaciones de construcción en la entidad y los vecinos, por lo que se espera que una vez concluida, pueda ser aprovechada por la comunidad estudiantil y el público en general.

Pero a cuatro meses el personal que laboró en esas obras lamentaron la situación y aseguraron que no podía seguir trabajando así, sin condiciones para continuar con su trabajo para mantener a sus familias.

Salvatierra López explicó, en su momento, que esta obra generaría  200 empleos directos, beneficiando la dinámica económica de la capital oaxaqueña.

Además, de la mano de obra local, llegaron trabajadores de otras entidades que aportaron su esfuerzo para la construcción del estadio destinado para Alebrijes, sin embargo, ante la incertidumbre que genera los problemas sociales en esta ciudad decidieron volver a sus hogares.

No hay maquinaria, ni trabajadores sólo varillas, planos de la obra, letreros abandonados ese es el paisaje de este espacio deportivo, en lo que sería el terreno de juego quedaron varias toneladas de grama que serían el inicio para la instalación del pasto para el campo de futbol, así como las gradas prefabricadas lo cual albergaría a 15 mil espectadores.

Dentro del proyecto se anunció la construcción de una alberca, pista de atletismo y un campo de futbol alterno, precisamente para el uso del estudiantado y personal del ITO.

Se dio a conocer que el gobierno de Oaxaca destinó 200 millones de pesos del Fondo Regional (Fonregión), destinado a disminuir la pobreza en las entidades más marginadas del país, a la construcción de un estadio de futbol, de acuerdo con información del diario Reforma.

Se informó que el inmueble contaría con “las dimensiones reglamentarias en cancha, pasto natural tipo kikuyo, 15,000 butacas, servicio médico, vestidores para equipos visitante y local, vestidor para árbitros, sala de prensa, sala de usos múltiples, recepción y alumbrado de cancha con luminarias de aditivo metálico de 1,500 watts”.

Netzahualcóyotl Salvatierra López señaló que la primera etapa de este estadio, contará con instalaciones de primer nivel, cumpliendo con las especificaciones y dimensiones reglamentarias establecidas por la Federación Mexicana de Futbol y la FIFA.

Mientras la noche de este miércoles los Alebrijes ganaban a los Gallos del Querétaro a las semifinales de la Copa Mx por dos goles a uno, el  estadio de la Unidad Deportiva del ITO está prácticamente en ruinas  y con la salida de la Constructora Casaflex se desconoce el destino de la obra, que lleva ya tres meses detenida y  la pregunta qué está en el aire es ¿se quedarán los Alebrijes en Oaxaca?

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.