Rocío Flores/Foto: JLP

Oaxaca, Oax. 10 A.M Como el patio de una casa istmeña en víspera de una celebración, el piso del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca lucía húmedo y casi listo, adornado naturalmente con sus bugambilias, preparado para dar paso a una nueva etapa.

De los pasillos solo el silencio, tal vez murmullos, unas cuantas voces que hablaban sobre el ánimo del maestro.

-¿Cómo lo has visto?

-Tranquilo

-Yo  he visto que se la pasado contando los días…

-Y ahora qué crees que va a hacer

– Pues ya se va el domingo…

– ¿A dónde, por qué?

– Se va a hacer una campaña…

 Francisco Toledo entró al  IAGO  15 minutos después, casi como por rutina, entró a la cafetería, saltó entre charco y charco de agua acumulada mientras lavaban el piso, saludó a su gente, entraba y salía de una puerta a otra.

 De los pasillos apenas unos cuantos lectores, en las mesas unos libros, cientos esperando en los anaqueles.

 El maestro Francisco Toledo, anuncia la maestra de ceremonia, y se escuchan aplausos, Toledo agacha la cabeza, continúa la presentación de quienes concretarían el acto de entrega.

 Su esposa, sus  hijas e hijo, el director del  Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), las y los trabajadores, así como el gobernador del estado, el secretario de Cultura del estado,  el director del Centro Fotográfico Álvarez Bravo, Alfredo Harp Helú, Isabel Grañen, integrantes de la comunidad artística de Oaxaca, todos reunidos para presenciar la donación de un espacio que ha albergado a lo largo de casi  27 años a cientos, miles de lectoras y lectores,  y fue fundado por el artista juchiteco.

El primer sitio cultural, espacio del diálogo entre la tradición y lo contemporáneo del arte , un espacio plural e incluyente para el conocimiento de las artes  que lo convierten en referente cultural, no sólo en el país sino en el extranjero señala en su intervención María Cristina García Cepeda directora del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Ceden la palabra a Natalia Toledo

-Buenos días, buenas tardes, en nombre de la familia Toledo hacemos entrega del acervo del IAGO del maestro Francisco Toledo al INBA para que lo guarden, lo cuiden y si es posible la multipliquen. Muchísimas gracias.

 Breve discurso.

Mientras toma la palabra la directora del INBA, el maestro toma decenas de plumas de la mesa, las deja,  se agarra las manos, se  toca los ojos, toma las plumas,las deja en la mesa, cambia casi cada segundo de actitud, aunque parecía quieto cual iguana, que intuyo podría ser nahuatl aunque nunca me lo confirmara.

 Y en la superficie continúa el discurso, no tan breve, ni con pocos elogios, contrario a lo sugerido por el maestro.

 Oaxaca cuna de Francisco Toledo,  se distingue por su dotación creativa, Francisco Toledo ha dado a su tierra un acto del espíritu humano, su alto compromiso y cariño por Oaxaca ha hecho posible la realización de importantes iniciativas artísticas, educativas y ambientales, una ejemplo son las instituciones del MACO, el CASA y organizaciones como ProOax, instancias que sólo pueden entenderse  gracias al espíritu visionario,  la  conciencia social y presencia comprometida de Francisco toledo, este recinto es uno de sus logros más emblemáticos, explica García Cepeda.

 “Hoy Francisco Toledo nos convoca a un acto de relevancia, porque venimos a recibir la donación del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, al INBA, está donación incluye los inmuebles del IAGO Alcalá, el de Juárez, la importante biblioteca de arte y  archivos sonoros, para el INBA es un privilegio que el maestro haya decidido entregarlo”.

 Ratifican el compromiso de enriquecer el patrimonio de este espacio.Proceden a la firma del instrumento jurídico, firma como donante Francisco Toledo, recibe como donataria, María Cristina García Cepeda. Los testigos Natalia, Laureana, Sara y Gerónimo, sus hijas e hijo.

 Se oficializa la entrega.

 Francisco pidió que fueran breves en cuanto a los calificativos pero no dejaron de subrayar el gesto ejemplar en un país como México, en el que ha compartido no sólo su arte sino el producto de su talento, que lo  ha convertido en 181 mil objetos distintos entre piezas gràficas, pintura, fotografías del siglo XIX hasta nuestros días, grabados, material audiovisual, además de 50 mil libros y 7 mil fotogramas que  hoy cedé a México.

 Su generosidad es tan grande como su talento, gracias  Francisco dice Rafael Tovar y de Teresa, quien se comprometió a respetar este espacio, su organización y dijo  que se analizará la estructura.

 Toledo se levanta del presidium, casi al tiempo de la última palabra, caminó hacia la mesa del fondo, entre flashes , saludos y abrazos, tomó un cerveza, le dio un trago y camino entre la multitud de reporteras, reporteros que acechaban sus pasos.

Entre el bullicio, la mesa dispuesta con antojitos istmeños, aguas frescas, cervezas, saludos y felicitaciones, fotografías y  la música en la calle Alcalá, frente al IAGO,  el maestro declaró a la prensa con un tono de voz casi inaudible, que sí, que el Gobierno del estado devolverá el dinero que fue retirado de la cuenta del Instituto,  “¿cuándo?, ni yo lo sé , pregúnten  a él”, bromeó y enseguida hizo un breve anuncio a la prensa.

 Ah sí, voy a iniciar una campaña contra el maíz transgénico, en la ciudad de México, con un volanteo en el metro Zapata, anunció el pintor juchiteco.

 

 

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

1 comentario

JOSÉ PALACIOS Y ROMÁN

enero 20, 2015

Francisco Toledo un mexicano universal ejemplar.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.