*Exhortan a defender el agua como un derecho humano

Rocío Flores/Fotografía: Rizwan Tabassum

OAXACA, Oax. La ley General de Aguas Nacionales viola derechos fundamentales: el derecho humano al agua, a la alimentación, a la salud, a la consulta pública; no contempla los sistemas comunitarios indígenas y minimiza la participación ciudadana, informó Angélica Castro Rodríguez, integrante de Servicios para la Educación Alternativa A. C. (Educa), durante su participación en el primer Foro Público de Información y Discusión de la Ley General de Aguas en Oaxaca.

La Ley General de Aguas –tema central del foro realizado este jueves en la Biblioteca Central– otorga a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) atribuciones para administrar un bien de la nación, las aguas nacionales. Desde su anuncio ha generado diferendos entre legisladores, pero también ha obligado a sectores de la sociedad a discutir sobre el manejo, uso y destino de este vital líquido.

Otro de los ponentes, el arquitecto José Márquez, miembro del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural del Estado de Oaxaca (Pro-Oax), afirmó que esta ley, al igual que la Reforma Energética, representa un modelo de explotación de los recursos naturales.

El concepto que tienen los autores de este proyecto de ley, apoyado por legisladores, es que el agua es propiedad o materia del Estado y, para ellos, el Estado es el gobierno, y en este sentido han legislado.

Así, el capital privado, vía concesiones, podrá participar en la extracción, captación, conducción, potabilización, distribución, suministro, tratamiento, recolección, disposición, desalojo, mediación y cobro de tarifas de este líquido. Es decir, “todos quedaríamos a expensas del capital en un bien que es de todos”.

Por lo anterior, detalló, el proyecto de Conagua no genera las condiciones para la realización del derecho al agua sino que, por el contrario, propicia el acaparamiento y profundizará la inequidad existente entre las personas usuarias del agua.

En tanto, replicó, para la sociedad civil el agua es un bien común y es de la Nación, no es del gobierno ni tampoco exclusivo del Estado.

El agua es asunto vital que interesa a todas y todos, señaló José Márquez, y exhortó a unirse en la defensa de este recurso vital.

“El agua como un derecho humano fundamental no puede ser objeto de una administración mercantilista, tienen que ser objeto de una administración humana, con valores humanos y para los humanos”, enfatizó.

Por su parte, el catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Pedro Moctezuma Barragán, promotor de la ley ciudadana Agua para todos agua para la vida –elaborada por más de 200 académicos de 90 instituciones– planteó su perspectiva: “El agua es un bien común de la nación, no es una mercancía, no es propiedad del Estado”, señaló en coincidencia con José Márquez.

“La ley Conagua plantea un proceso de autoregulación, lo que exime al Estado de cualquier responsabilidad en la regulación y sus efectos; esto, en consecuencia, plantea que la población deberá autoprotegerse de las consecuencias de las malas prácticas del uso del agua, además de que le da la espalda al sistema de manejo sustentable, a la posibilidad de buscar equilibrios hídricos, alternativas como la captación de lluvias con técnicas adecuadas a nuestro clima y otras actividades alternativas de sustentabilidad que se está promoviendo en todo el mundo”, sentenció.

El investigador señaló que, frente a tal escenario, está la iniciativa ciudadana que se trabaja desde hace tres años en un proceso incluyente, la cual presupone que sólo la gestión participativa, integral y planificada del agua puede garantizar este derecho para las generaciones actuales y futuras.

Moctezuma Barragán explicó que la iniciativa ciudadana propone que el agua de las cuencas permanezca dentro de las mismas, que se jerarquicen sus usos priorizando, por ejemplo, su uso para satisfacer las necesidades básicas, el uso doméstico, servicios públicos, que sean prioritarios los derechos de los pueblos originarios, que cesen los despojos, que por encima de los usos privados de beneficio económico como son las presas, mineras y el fracking se encuentre el respeto al derecho a este vital líquido.

Nuestra visión es que al agua es un bien común, no una mercancía, reiteró. “Si es necesario, llegaremos a una Constituyente. Vamos a buscar a todos los sectores de la sociedad para impulsar una ley ciudadana, que será el principio de una nueva relación de nosotros con la naturaleza”, advirtió.

Así, en el contexto del Día Internacional del Agua, que se conmemora el próximo 22 de marzo, las y los participantes en este foro coincidieron en la negativa a los grandes proyectos hidráulicos, en particular a las presas, a la explotación minera a cielo abierto y el fracking. Finalmente, exhortaron a la ciudadanía oaxaqueña a participar en la promoción y defensa del agua como un derecho humano.

 

 

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

2 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.