Anel Flores Cruz

OAXACA, Oax. “Si las esposas y amantes de los políticos hablaran, México se derrumba”. Cita una de las protagonistas en el libro Las amantes del poder de la periodista Sanjuana Martínez, presentado este sábado 21 de marzo en el Foro Proveedora Escolar.

En un tono fresco, característico de la periodista Sanjuana Martínez, contó de manera sucinta los pormenores que la llevaron a la narración de ocho historias de abuso, corrupción y violencia por parte de siete personajes públicos mexicanos y una mujer que “perdió el piso por enamorarse”.

Así, acompañada de la reportera cultural Carina Pérez, comenzó por aclarar que pensaba titular el libro como “Los amantes el poder”, “porque son ellos quienes normalmente están en el poder y somos las mujeres quienes nos encontramos seducidas por ese poder, pero la editorial (Ediciones Temas de hoy) dijo que ese título no vendía”, por lo que hubo que cambiarle el nombre.

Para la periodista, quien menciona conocer muchos casos de hombres públicos violentos, fue muy difícil decidir las historias, pero finalmente y “sin importar ideologías”, optó por romper tabús, comenzando, primero, a escribir sobre un presidente que aún se encentra en su cargo, y no después de que ya no es presidente, como generalmente se acostumbra.

“La argumentación que yo tengo para meterme en lo que se dice vida privada es que los peores casos de violencia suceden puertas adentro y entonces esa violencia deja de ser privada, se convierte en pública porque es un delito, además de que todos ellos son manipuladores de la ley, todos ellos son abusadores desde el poder para dañar a sus ex parejas e incluso a sus hijos”.

El libro comienza con la historia de Enrique Peña Nieto, quien –señala la autora–sostuvo una relación con Maritza Díaz Hernández, con quien tiene un hijo, al que no ve desde hace dos años y a quien también demandó para rebajarle la pensión. La relación entre ellos se dio desde que vivía su primera esposa Mónica Pretelini y continuó un año después de que contrajo nupcias con la actriz. “Mujeriego es, no sabe gobernar, pero el señor sabe enamorar”.

En este capítulo, Sanjuana reproduce el correo de una amiga cercana de Monica Pretelini, quien acusa a Peña Nieto de ser el responsable de la muerte de su ex esposa. También describe “la casa blanca”, quién la construye, y los intereses y la relación con Televisa y la empresa Higa.

La periodista señala que sí existe un modelo Televisa para gobernar, la prueba es que ya se está preparando al gobernador de Chiapas Manuel Velasco Coello y su pareja la actriz Anahí como la próxima pareja presidencial.

“Yo tuve acceso a expedientes, grabaciones, fotografías y entrevista. La única que no me dio entrevista fue Rosario Robles”, ésta última como único personaje femenino, protagonista del capítulo “El amor de la regenta”, el último de este libro.

Otro de los poderosos “príncipes convertidos en sapo” señalados en este libro es el exministro Genaro Góngora Pimentel, quien haciendo uso de sus relaciones de poder mandó a la cárcel a Ana María Orozco Castillo, madre de sus dos hijos, por pedirle lo que por ley le correspondía: la pensión, sin importarle el desamparo en el que quedarían los pequeños. “Góngora Pimentel fue la decepción porque era el prohombre que adoptaba las grandes causas justas”, señala la autora.

Para la autora, este caso ilustra también el tráfico de influencias pues de pronto pensamos que se está intentando alcanza la paridad, pero los políticos llevan al poder a sus amantes, novias o “amigovias”, “no están llegando las mujeres preparadas”, apunta.

Otro de los protagonistas de este libro es “el monstruo” Arturo Montiel, quien se hizo multimillonario durante su gestión como gobernador del Estado de México. Entre otras cosas, cambió el código civil para poder casarse, ya casado, con Maude Versini, a quien después de separarse torturó utilizando su poder, al quitarle a sus hijos por casi tres años.

En Las amantes del poder, también desfilan políticos panistas como Juan Iván Peña Néder, exfuncionario en la administración de Felipe Calderón quien fue acusado por su esposa, Talía Vázquez Alatorre de haberla violado junto con dos de sus amigos. Así como o Sergio García Ramírez, exprocurador general de la República y el gobernador de Jalisco, el priista Aristóteles Sandoval Díaz, quien también dejar ver la maraña de corrupción, violencia y abuso de poder.

Finalmente, la autora expone el caso de la actual secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga a manera de autocrítica “cuando las mujeres perdemos el piso, cuando nos enamoramos”, ella-dijo- es un personaje clave porque representa el paradigma de la traición,  “primero se traiciona a sí misma y luego a su grupo”, además de que personifica el “pégame, mátame, pero no me dejes”.

Sanjuana cierra la presentación expresando que no se puede hacer una lista de políticos que no sean corruptos, ni de políticos que no se sientan orgullosos de tener amantes, y Oaxaca, “uno de los estados más machistas del país”, no es la excepción, “como el caso de Ulises Ruiz, casado, muy leal, muy fiel con Beatriz Rodríguez…” expresó en tono de burla.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.