Rocío Flores/Foto:JLP

OAXACA, Oax. Las autoridades encargadas de la construcción del Centro de Convenciones en Oaxaca están obligadas a transparentar la información correspondiente que avalen el inicio de esta obra, confirmó uno de los abogados y representante de la población inconforme, Ricardo Villavicencio. al cuestionarle sobre el fallo de la Cotaipo en contra del Fideicomiso para el Desarrollo Económico y Logística del estado de Oaxaca (Fidelo).

En conferencia de prensa realizada la tarde de ayer en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) recordó que  el juez  que decretó la suspensión provisional de la obra también requirió a las autoridades los documentos, reglamentos, autorizaciones y estudios preliminares, hasta el día de  hoy (miércoles) señaló Villavicencio,  de 33 han respondido 28 quienes se deslindan de todo acto, argumentando  que ellos no forman parte del acto reclamado, es decir  niegan haber otorgado permisos, licencias o tener conocimiento de la obra.

En tanto  cuatro más: Dirección del Centro Histórico,  Ecología estatal. Ecología municipal y Fidelo aceptan parcialmente el acto reclamado. No obstante el Fidelo, después en otro informe lo niega.

Al respecto el pasado 26 de mayo, la Comisión de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Oaxaca (Cotaipo) resolvió un  recurso de revisión 06/2015 promovido por un particular en contra del Fidelo, dicha resolución obliga a la dependencia estatal  a presentar los dictámenes, permisos, licencias, además de mostrar los derechos de propiedad que tuviere sobre el inmueble en el que se construirá el Centro de Convenciones, además de entregar información referente al proceso de licitación en cuya publicación se deben reflejar los montos atribuibles a la ejecución del proyecto.

La dependencia también  está obligada a mostrar las medidas de mitigación sobre los efectos negativos sobre el medio ambiente, de acuerdo a la evaluación de impacto ambiental que tendría que haber realizado previo al inicio de la construcción.

A partir de este resolutivo el Fidelo tenía un plazo de 10 días para presentar dicha  información;  el plazo se terminó y hasta la fecha la ciudadanía no cuenta con la información, con ello incumple el titular del Fidelo incumple con la responsabilidad administrativa a la que obliga el artículo 77 fracción VII de la ley de transparencia estatal que a la letra dice:

Artículo 77  Serán causas de responsabilidad administrativa  de los servidores públicos por incumplimiento de las obligaciones establecidas en esta Ley, las siguientes:

Fracción VII: No proporcionar la información cuya entrega haya sido ordenada mediante resolución del Instituto o Judicial

Fidelo debe socializar el proyecto

Entre otras cosas  la resolución también  obliga al Fidelo a socializar el proceso de adjudicación y procedimientos de contratación de la obra relacionada con el proyecto, además de hacer públicos estudios de preinversión que se requirieron para definir la factibilidad técnica, económica, ecológica y social de los trabajos, así como los recursos invertidos para la realización de estudios, proyectos y gastos de operación.

Ayer durante la conferencia de prensa realizada en el IAGO, uno de los representantes del colegio de ingenieros civiles señaló que hasta ahora lo que se conoce es un anteproyecto que costó alrededor de 36 millones al gobierno  y que no cuenta con sustento técnico, cuyo recurso fue otorgado del Fonregión un presupuesto destinado a combatir la pobreza.

Señaló que esta obra por la magnitud que se presume, debería estar autorizada  a nivel federal por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en tanto que nivel municipal debería estar  incluida en el Plan de Desarrollo Municipal como en cualquiera de los 570 municipios del estado y ésta no está anunciada por lo que viola la normatividad.

Más tarde, el mismo día de ayer, el gobierno del estado emitió un comunicado en el que señala que reitera su disposición de exponer el proyecto del Centro de Convenciones al Maestro Francisco Toledo y PRO-OAX  “debido  a su interés y preocupación por el proceso constructivo”.

En su comunicado insistió “el proyecto integral del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, mismo, que -dijo- cuenta con todos los estudios técnicos, permisos necesarios y autorizaciones oficiales del ámbito federal, estatal y municipal”.

Reiteró también que dicho proyecto fue expuesto en 52 reuniones de socialización, consensuado con expertos, colegios de profesionistas, medios de comunicación, cámaras empresariales, artesanos, transportistas y diversas organizaciones sociales, quienes en su oportunidad manifestaron su respaldo por escrito,  además refiere el comunicado- de contar con la aprobación de las representaciones vecinales y de habitantes de las colonias Azucenas y Guelaguetza.

“Los citados testimonios de aprobación a la obra están a la disposición de los representantes de los medios de comunicación, así como de los actores sociales interesados en realizar su consulta, señala el gobierno en su comunicado”.

Vecinos conocen la obra através de maquetas

Sin embargo, el pasado 8 de mayo vecinos que presuntamente están a favor del centro de convenciones, señalaron en una conferencia de prensa improvisada que conocen el proyecto a través de una maqueta y al ser cuestionados sobre el estudio de impacto socioeconómico que avala el argumento de que generaría empleos, reconocieron que no conocen ningún documento de este tipo, y se limitaron a señalar lo que ellos consideran como beneficios para la población: alumbrado público para sus colonias, red de agua, drenaje, rehabilitación de adoquinado, de banquetas, seguridad, cámaras de seguridad  y canchas de usos múltiples, obras que no han recibido de los gobierno estatal y municipal y que han gestionado por muchos años.

Al día de hoy y pese a reiterado por el gobierno estatal,de que cuentan con todos los documentos y permisos que avalan la construcción del CCCO,  los documentos no se han puesto a disposición del juez que lo requirió ni ante la Cotaipo, organismo a través del cual cualquier ciudadano o ciudadana podría conocer todos los detalles de la obra  que a lo largo de varios meses ha sido objeto de cuestionamientos por parte de organismos de la sociedad civil, grupos de ecologistas y profesionales en arquitectura  e ingeniería del estado de Oaxaca.

Cabe señalar que en reiteradas ocasiones las organizaciones de la sociedad civil así como la población inconforme, han reiterado que no están en contra del Centro Cultural y de  Convenciones en Oaxaca pero que se construya en otro lugar.

 

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.