*Insuficiente el operativo: Defensoría; cumplí  responde Villacaña, no son nuestros, dice Cué

Rocío Flores/Foto:JLP

OAXACA, Oax. La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca denunció este martes que la medida cautelar para proteger una manifestación pacífica, encabezada por el pintor Francisco Toledo contra las obras del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO) fue realizada de manera insuficiente por las corporaciones policíacas.

Entrevistado después de la clausura simbólica que culminó con agresiones de integrantes de la CTM  y que dejó como saldo  una persona  lesionada, Arturo Peimbert, presidente de los Derechos Humanos señaló que la Defensoría, en cumplimiento de la medida cautelar dictada desde el día anterior, 29 de junio, había desplegado a un grupo de 5  visitadores que observaran el desarrollo pacífico de la manifestación.

Declaró también que el ataque contra la manifestación pacífica es un grave signo de que las autoridades hacen caso omiso a las medidas cautelares solicitadas por el organismo defensor, pues las fuerzas del orden tenían conocimiento desde ayer de la solicitud de protección.

¿La Policía municipal y estatal habría caido en omisión al no actuar ante la agresión? se le cuestiona a Peimbert.

“Por supuesto, si se veía y preveía un escenario, porque había ya un antecedente sobre este tema. Emitimos una medidad cautelar, no sólo para Toledo sino a toda la manifestación; existían elementos suficientes para pensar que  tenían que implementar mecanismos de prevención de la violencia”, respondió.

El defensor apuntó que el Estado tiene que garantizar que  el uso legítimo de la manifestación legítima sea pleno, “debe actuar de manera inmediata y podría estar ante una violación a los derechos humanos por omisión.”  declaró.

Lo que si esvidente dijo en su momento, es que no existió una acción que pudieran prevenir estos hechos. “Estaremos insistentes en que se inicien las averiguaciones para determinar la responsabilidad penal a las personas que cometieron este hecho”.

Por su parte el gobierno municipal respondió esta mañana con un comunicado en el que señala que acató las medidas cautelares dictadas por la Defensoría de los Derechos Humanos para la ciudadanía  para garantizar el respeto a la integridad del pintor y activista Francisco Toledo y la ciudadanía durante la clausura simbólica  a las obras del centro de convenciones.

“La Comisión de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Civil, dispuso de 65 elementos sin equipo anti motín y desarmados como medida  preventiva”, señala el documento, aunque en realidad sólo se observó  la presencia de aproximadamente 15 elementos policiales y en contraparte al menos 300 presuntos trabajadores de la CTM que se colocaron en la parte superior y áreas colindantes al parque de la Amistad, lugar donde se dio el atentado contra Toledo y la ciudadanía.

A pesar que fue del conocimiento de la sociedad la lesión  provocada a una activista por miembros de la CTM , el municipio capitalino señaló  también que elementos de la Comisión de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Civil tomaron las medidas necesarias que impidieron cualquier tipo de confrontación física, garantizando siempre la integridad de los manifestantes. No obstante señaló que en caso contrario, iniciar la investigación respectiva por no acatarlas.

Ayer por la tarde después del atentado a la manifestación pacífica, el gobernador del estado se deslindó de este grupo de trabajadores, al menos 500 hombres preparados con palos y con indicaciones de cómo pegarles a las mujeres, denunció una participante de la protesta que escuchó una conversación mientras descendía por las escaleras del cerro Fortín, un lugar que como describe un compañero reportero, se ha convertido en una fortaleza de violencia.

 

 

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.