Redacción

OAXACA, Oax.  Luego de una consulta indígena que organizaciones de la sociedad civil entre ellas el Comité Melendre y Asamblea del Pueblo Juchiteco (APPJ) calificaron como “amañada”, este jueves cerca de la medianoche  fue aprobado el proyecto eólico de la empresa Eólica del Sur, el cual se instalará en Juchitán de Zaragoza en el  Istmo de Tehuantepec.

La última fase (consultiva) de la cuestionada consulta indígena, culminó este jueves  -luego de aproximadamente ocho meses- con la aprobación que permitirá la instalación del nuevo parque eólico propiedad de la empresa Eólica Sur, antes Mareña Renovables que pretendía construirlo en San Dionisio del Mar, pero que  finalmente  fue rechazado por el pueblo  likotjs (huave).

La consulta no fue la indicada, señalaron quienes se oponen:

“Hubo mucho acarreo de militantes y simpatizantes de partidos políticos y de organizaciones políticas para llenar el lugar, no estuvieron presentes los representantes, solo unos cuantos, nosotros esperábamos más del Comité Técnico, que en verdad esta consulta indígena fuera un modelo para otros pueblos del mundo, pero nos hemos quedado cortos, esto es una vil farsa”, señaló en su oportunidad el representante del Comité Melendre, Gubixha Guerrero Luis.

Lo que parecía una sesión más, que inauguraba la Fase Consultiva, terminó convirtiéndose en una burda simulación carente de legitimidad, destacó.

En otro momento, el Comité Melendre pidió no desaprovechar la oportunidad histórica para, de manera pacífica, resolver conflictos que atañen a toda la comunidad. Sin embargo, durante la sesión se hizo todo lo contrario, por lo que, “tememos  que sea el origen de nuevos males”, señaló Guerrero Luis.

La Asamblea que se realizó este jueves 30 de julio de 2015 tiene todos los elementos para ser invalidada, ya que no fue libre y apenas contó con la participación de aproximadamente el 1.5% de la población. Es como si en un pueblo de 1000 habitantes hubiesen llegado 15 ciudadanas y ciudadanos para decidir por el conjunto, y que los otros 985 se viesen obligados a aceptar el resultado, añade en su texto el Comité Melendre, principal opositor a este proyecto.

En tanto el munícipe de Juchitán, Saúl Vicente Vázquez señaló: “este es un primer paso, pero un paso histórico en la toma de decisiones, quien reiteró que en México nunca se había hecho una consulta tal como la hizo el pueblo de Juchitán, el cual ha puesto un ejemplo de un esfuerzo colectivo, democrático y transparente en Oaxaca y en el país”.

Así, pese a los señalamientos hacia el Comité Técnico de la consulta, el parque eólico llamado “Bii nisa” (Viento de las nubes) instalará 132 aerogeneradores con capacidad para generar 396 Mega Watts, en una superficie de 5 mil 332 hectáreas, en la jurisdicción del municipio de Juchitán de Zaragoza.

En tanto en la comunidad de El Espinal se instalará con el nombre de Bii Stipa (Viento Fuerte) en una extensión de tierra de 5 mil 332 hectáreas.

El parque eólico  de dicha empresa será el número 13 en tierras de Juchitán y El Espinal, y el 22 en la región del Istmo de Tehuantepec.

Las promesas

Durante este ejercicio la empresa Eólica del Sur, expuso lo que para ellos representa las ventajas competitivas y económicas para permitir la instalación de este proyecto de energías renovables en el Istmo de Tehuantepec.

Entre las propuestas dadas a conocer, destaca la instalación de un parque eólico municipal, que permitirá bajar el costo del servicio de la población en un 35%, así como la realización de una serie de obras de infraestructura social, básica y productiva en beneficio las agencias, colonias y barrios del municipio juchiteco, entre ellas un centro de convenciones para la realización de las fiestas en la comunidad, una planta de tratamientos integral de residuos sólidos, construcción de un jardín etnobotánico, un aerogenerador de 3 megawatts para el año 2016 y el establecimiento de un Centro de Energías Renovables, entre otros.

La empresa además se comprometió a cumplir sus obligaciones fiscales con el municipio y con las medidas de mitigación de impacto ambiental; así como impulsar acciones de compensación ambiental a través del Programa de Reforestación de flora nativa, destacando que se privilegiará la contratación de mano de obra local, para las diversas fases de construcción y operación del proyecto.

Indicó que por parte del Gobierno federal se mejorará la eficiencia energética de los servicios públicos, además de promover el parque eólico municipal -y hasta en tanto se instale este proyecto- las diversas instancias federales aportarán recursos económicos anuales para reducir en un 35%  la factura eléctrica a partir del 1 de agosto de 2015 hasta el 31 de septiembre de 2018.

APUNTES

Ésta es la primera ocasión que se hace una consulta según lo establecen la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los estándares internacionales, como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes.

De los 22 parques eólicos que existen en la región, es el primero sujeto a esta disposición constitucional. A partir de ahora, los que se construyan estarán obligados a cumplir con esta normatividad y los tres niveles de gobierno estarán comprometidos a ajustarse al marco legal.

El Comité Técnico Asesor de la Consulta Indígena, integrado por funcionarias y funcionarios de Secretaría de Energía, Secretaría de Gobernación, Secretaría de Asuntos Indígenas, Semarnat, la Secretaría General de Gobierno, así como por la autoridad municipal de Juchitán de Zaragoza, y de la empresa Eólica del Sur, representada por su director Eduardo García Zenteno.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.