Redacción

OAXACA, Oax. La magistrada  y los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, rechazaron declarar la nulidad de la elección en seis distritos de Oaxaca al sostener que la conducta antijurídica, por parte de presuntos integrantes de la  Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en el estado de Oaxaca, como destruir papelería electoral o impedir la instalación de casillas, no puede frenar los comicios en una entidad.

Reconocieron que se obstaculizó la instalación de 361 casillas en seis distritos de Tuxtepec, Tehuantepec, Oaxaca de Juárez, Miahuatlán, Pinotepa Nacional y Tehuantepec.

No obstante, luego de la ponderación que se efectuó al analizar medios de impugnación en contra de los resultados de seis distritos electorales de Oaxaca, el Tribunal informó que la magistrada y los magistrados privilegiaron el voto libre de la ciudadanía sobre dichos actos por lo que confirmaron la declaración de validez de las elecciones de diputados federales por el principio de mayoría relativa.

El Pleno determinó que las irregularidades registradas el día de los comicios no dieron lugar, en el caso, a que se decrete la nulidad de las elecciones, ya que -señalaron- la autoridad electoral cumplió con su deber de instalar los centros de votación y brindar las condiciones necesarias para que la ciudadanía participara de manera activa en el proceso comicial, en calidad de funcionarios de casilla y en ejercicio de su derecho a votar.

El magistrado Manuel González Oropeza estableció que no se puede anular una elección que sufre los efectos de la violencia por causas que están fuera del alcance de la autoridad y del electorado.

“No podemos aceptar que esas situaciones fácticas se conviertan en hipótesis jurídicas de anulación, sino que debemos de preservar el voto de los ciudadanos, que a pesar de todas las amenazas o circunstancias de riesgo afrontaron su obligación de votar y votaron”, refirió.

No obstante, la magistrada, María del Carmen Alanis Figueroa, hizo votos para que no se vuelvan a repetir este tipo de hechos violentos que va en contra de la voluntad ciudadana.

Alanis Figueroa señaló que el contexto social y real en que se desarrolló el proceso electoral federal en Oaxaca, se caracterizó por actos de vandalismo y saqueo que pretendieron incidir de forma negativa en la recepción de la votación, escrutinio y cómputo de casillas, resultados y calificación de las elecciones. Señaló que en 6 distritos electorales materia de estudio de los recursos se presentaron incidentes en 361 casillas, lo que representa el 13.71% de la votación en estos distritos.

La juzgadora recordó que en los días previos a la jornada electoral, durante ésta, y posteriormente a ella, se suscitaron diversos actos de violencia relacionados con un paro nacional convocado por integrantes de la sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes, además, acudieron a diversas instalaciones del INE, en cuyas juntas locales y distritales realizaron actos de vandalismo, destruyendo y quemando material y documentación, lo que a la postre impidió la instalación de diversas casillas.

Indicó que dichos actos si bien afectaron el derecho de la ciudadanía para ejercer su voto, se debe privilegiar la validez de los sufragios efectivamente emitidos y contabilizados, pues los ciudadanos que sí ejercieron su derecho al voto, merecen que éste sea respetado. Lo anterior, conforme al principio de conservación de los actos públicos válidamente celebrados, cuya aplicación al caso se traduce en que la votación de la ciudadanía no puede viciarse por actos vandálicos realizados al margen de la legalidad.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.