Redacción

CIUDAD DE MÉXICO. El Senado de la República aprobó  en la sesión de ayer martes, con 82 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, la reforma a la Ley General de Desarrollo Social por la que se incorpora el concepto de alimentación nutritiva y de calidad como un derecho, así como instrumento para superar la pobreza.

Por lo tanto, el acceso a la alimentación nutritiva y de calidad será un indicador generado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), y será utilizado por el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) para la definición, identificación y medición de la pobreza.

A favor del dictamen la senadora Lisbeth Hernández Lecona, del Grupo Parlamentario del PRI, expuso que el Estado está obligado a garantizar a toda la población, y con más seriedad a grupos vulnerables y en pobreza extrema, una alimentación nutritiva y de calidad.

Estas modificaciones, apuntó, obligarán a concretar programas gubernamentales que, de forma transversal, es decir desde la producción de alimentos hasta su proporción en escuelas, hospitales y distribución a sectores vulnerables, permitan elevar el desarrollo social de la población en cuanto a su alimentación.

También a favor del dictamen, el senador Isidro Pedraza Chávez, del Grupo Parlamentario del PRD, se pronunció por evitar que dicha obligación sea sólo un “marco normativo”. Pidió que se impulsen acciones gubernamentales efectivas y que las dependencias involucradas –las secretarías de Agricultura (Sagarpa), Educación (SEP), y de Desarrollo Social (Sedesol)– se coordinen para garantizar el acceso a la alimentación nutritiva y de calidad a toda la población.

Esto requiere de un sólido sistema de garantías, basado en una ley reglamentaria en la materia, que ordene se prevea la coordinación para contar con los recursos financieros, jurídicos e institucionales suficientes.

En contra, el senador Fidel Demédicis Hidalgo, también del PRD, consideró que no es posible confiar en un gobierno que aplica recortes al presupuesto destinado a la producción de alimentos, cuando la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) informó que México es el único país de la región que no ha reducido la pobreza y 30 millones de personas sufren pobreza alimentaria.

“La pregunta es ¿de qué ha servido la famosa Cruzada contra el Hambre?, hemos sostenido que no es con asistencialismo como se harán cumplir estos derechos, que se debe impulsar la producción de alimentos”, concluyó.

Al refrendar el respaldo del PRI al dictamen, la senadora Marcela Guerra Castillo destacó que al garantizar una alimentación nutritiva se combate a la pobreza, pero también enfermedades que aquejan a la población, como la obesidad y desnutrición.

El dictamen aprobado, afirmó, permitirá que los productores de alimentos procesados se comprometan a que sus productos tengan un alto nivel de nutricional, como parte de una responsabilidad compartida con las autoridades de Estado.

La senadora Luisa María Calderón Hinojosa, del Grupo Parlamentario del PAN, se manifestó en pro del dictamen, al considerar que se generará un círculo virtuoso en la producción de alimentos y su abasto entre la población en condiciones de vulnerabilidad.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.