Rocío Flores

OAXACA, Oax.  “El estado ha caído en esta cuestión de que todo lo que hacen no genera nada, todo lo hace alguien más y me parece que entraron en una zona de confort”, apunta la reportera de la fuente cultural  Regina Mejía, al hacer un breve balance de la función y aportación de la Secretaría de Cultura en la tan promocionada vida cultural de Oaxaca.

Para Gina, reportera desde hace más de siete años, la cultura la hace la sociedad civil, las instituciones no gubernamentales, los colectivos, personas a la que le interesa algo en específico y quieren traer gente a Oaxaca para difundir sus proyectos, mientras que la  Secretaría de Cultura promueve proyectos que muchas veces  ni siquiera generan dentro de la institución.

El argumento dice la reportera, “siempre lo hemos sabido, no hay recursos, o al menos eso es lo que dicen, porque hay proyectos que salen”.

Gina Mejía junto con José Luis Pérez Cruz, reportero con experiencia de al menos una década  y ahora también productor, festejaron esta semana cuatro años de Santa Cultura, un espacio de periodismo radiofónico a través de internet, en el que han podido compartir, analizar y construir información sobre este tema.

José Luis apunta que en esta realidad hay una indiferencia por parte de la sociedad y  explica lo que él ve como la decadencia que tienen las instituciones como una Secretaría de Cultura o una Comisión de Cultura en la Cámara de Diputados, tanto estatal como federal.

“Es como una cadena que va desde el tipo de gobernantes que tenemos, la gente con la que se relacionan, la que llega al poder tiene un desconocimiento de la cultura – no de las Bellas Artes aclara-  incluso de su propia raíz como oaxaqueños, quienes son personas oaxaqueñas,  porque hay quienes vienen de otros estados y se hacen gobernantes en Oaxaca”.

A partir de eso dice José Luis, “estamos mal como sociedad, dejamos que personas así nos gobiernen y que manejen nuestros recursos”, citó como ejemplo la remodelación de la calle de García Vigil, en la que se invirtió, según los datos de fuentes oficiales, 41 millones de pesos en un andador de solo tres cuadras.

“Se empezó a remodelar la calle sin ninguna necesidad, los gobernantes  no saben de la historia del lugar que gobiernan. Hay una falta de sensibilidad, es indiferencia hacia la cultura”.

El productor de Santa Cultura recuerda que hay becas en las que, quienes las obtienen ni siquiera  tienen la obligación de contribuir socialmente con sus proyectos al crecimiento de la cultura y la educación, “no hay un impacto, como debiera ser. No vemos que los recursos a través de una Secretaría de Cultura tengan razón de ser”, dice el reportero y cronista de la cultura popular de Oaxaca.

La crítica sobre el quehacer de las instituciones en la vida cultural, coinciden, va más allá de un gobierno,  es “un vicio de años” que sucede esté el gobierno que esté y el partido que sea.

“Hemos visto que se beneficia a las amistades pero a la cultura no se le ve como algo rentable y que puede contribuir al crecimiento de una sociedad”.

¿De qué sirve una Secretaría de Cultura? se les pregunta a los conductores.

La institución debe ser un vínculo con la sociedad,  los recursos, los artistas, las propuestas, un vínculo con quienes se están moviendo para recuperar y promover la cultura,  sin embargo ha caído en una zona del confort, donde los que se mueven son otros alrededor.

“La Secretaría únicamente funciona como el dueño de la cancha al que hay que pedirle permiso para hacer un partido,  no son organizadores, son solo gestores, no se han comprometido mucho a pesar de que hay en la sociedad civil iniciativas y creatividad, cada vez hay menos gente comprometida en las instituciones”, critica el popular Joselo.

La autogestión, el discurso

Sobre la nombrada autogestión en los proyectos culturales que recientemente propuso en su discurso a la prensa el secretario Alonso Aguilar Orihuela, Regina Mejía apunta que esto es sólo una justificación, falta incluso creatividad para lograr los cometidos de los programas.

La Secretaría no sólo no genera sino que apenas funciona como órgano de difusión, señala la también colaboradora del artista plástico Francisco Toledo y aclara, “no se trata de  un presunto paternalismo, no se trata de que alguien  llegue, les pida y le den pero Seculta no está generando nada, algo propio,  tienen que generar actividades para la sociedad”.

Hay mucho para conversar  pero este día es de aniversario, sin embargo dice Joselo, es un buen momento de análisis para replantearnos como sociedad hacia dónde vamos y no sólo en lo cultural. “No sé qué estamos esperando, no podemos seguir creyendo que Oaxaca es solo la parte folklórica y colorida, somos más que eso pero no sé qué estamos esperando como sociedad” remata y da paso al festejo que inició con un programa especial en la Proveedora Escolar y ahora acompaña con el tradicional mezcal.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.