Rocío Flores

 OAXACA, Oax. Pantallas gigantes, luces, láser, voluptuosas actrices y  bailarinas con botas, atletas retirados o en activo, periodistas y  políticos, son  parte de los objetos y personajes con los que la televisión lleva  el entretenimiento  a las casas modestas o de lujo y hasta el más miserable de los  dormitorios  y construye de manera verosímil una realidad.

 Friquis es la nueva novela de Fernando  Lobos, en la que el lector puede curiosear en los entretelones del mundo del espectáculo y percibir como éstas imágenes que suceden minuto a minuto, “a ritmo casi epiléptico” en las pantallas logra, sin mucho esfuerzo, abonar a la sociedad del entretenimiento que quizá somos hoy gracias a la Televisión (y ahora también a las redes sociales), espacio(s) donde cuesta reconocer la ficción de la realidad, porque el reality show siempre está ocurriendo.

 En Friquis, Fernando del Lobo construye el personaje de Tania Monroy, la presentadora de uno de los programas  más populares de los sábados en alguna televisora del país, cuya  fijación del momento es afinarse la nariz; ahí está también el director de una revista de espectáculos y otros personajes  que el autor rescata del realismo para construir y evidenciar -con cierta comicidad que críticos suelen calificar como “humor negro”- a una de las industria más poderosas del país,  a través de las que se “crea” incluso a periodistas y personajes políticos.

 “Las actrices, periodistas, incluso los políticos existen a partir de que se presentan en la pantalla”, agrega el escritor, y señala que a diferencia de lo que una gran mayoría piensa, el mercado no es necesariamente la sociedad masificada.

 Para Lobo, la clase política es el gran mercado de las cadenas televisivas, los empresarios de algún modo  han dejado de subordinarse y ahora pueden incluso contribuir en los escenarios políticos, ellos venden la idea de  que si uno no sale a cuadro no existe y para el político es crucial existir.

 De estilo agrio, irónico, Fernando Lobo relata que recientemente fue cuestionado del por qué este análisis sobre la televisión en la literatura y explica que  la TV  es el medio por excelencia a través del cual se configuran las realidades de millones de mexicanos y mexicanas, a pesar del reciente arribo de las nuevas teconologias.

 “El libro es sobre la televisión, porque es ahí donde las sociedades contemporáneas construyen sus relaciones sociales y económicas, donde las sociedades se representan…”, dice el autor quien asume la influencia de  algunos teóricos y analistas de la TV que explican las representaciones sociales como una acumulación de espectáculos, como representaciones perfectas de las sociedades capitalistas.

 En Friquis, el autor evidencia una serie de intereses  financieros y políticos, la íntima calidad de la programación de televisión abierta y la dudosa calidad moral de quienes ahí se presentan: estrellas, reporteros, directivos y demás “fauna mediática” de lo que puede constituir en México cualquier cadena televisiva.

 La novela, con sello de la editorial Almadía, será presentada este viernes a las 6 de la tarde en el Foro del Huaje de la Proveedora Escolar, ubicado en avenida Independencia, en el Centro Histórico de esta ciudad.

 

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.