Jorge González

OAXACA, Oax.  Juan Azarel Galán Mendoza tenía 18 años, murió según versiones familiares, tras dos impactos de bala que le perforaron el estómago y el corazón, la noche del 19 de junio  en un enfrentamiento en el crucero de Viguera entre elementos de la Policía Federal y simpatizantes e integrantes del magisterio.

Juan trabajaba en un taller ubicado entre el crucero de Viguera y San  Lorenzo, Etla como ayudante eléctrico, cambiaba transmisiones de autos.

“No era ningún delincuente como señalan algunos medios, tampoco era simpatizante de la CNTE” aclaró su padre Alejandro Galán , quien se dedica a vender garrafones de agua en Santa Rosa.

“Muy pocas personas lo conocían pero era una gran persona” narra una de sus amigas con lágrimas en los ojos.

Esa tarde su paso por el lugar del enfrentamiento fue circunstancial pero se unió en la defensa de los manifestantes.

A Juan Azarel Galán  le gustaba el dibujo y el grafitti, esta tarde su familia colocó tres latas de aerosol, un plumón y un poster de Goku en su tumba.

Hoy fue enterrado en el Panteón General de San Jacinto Amilpas, es la novena víctima del conflicto en Oaxaca que el gobierno  aún no reconoce.

 

 

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.