Rocío Flores

OAXACA, Oax. En medio de la crisis educativa en la entidad, un conflicto magisterial criticado por sus “excesos” en las manifestaciones de protesta, aunado a una serie de inconformidades en comunidades en defensas de su territorio,  y una prolongada mesa de diálogo entre la CNTE y Segob,  este 2016 se anuncia la fiesta de la Guelaguetza entre dos particularidades,  dos versiones que constituyen parte del mismo universo social.

La Guelaguetza, considerada la “máxima fiesta de los oaxaqueños” este año se promociona en disímiles propuestas, mediáticas y políticas.

Por un lado se encuentra la Guelaguetza oficial,  que ya se promociona en un video que reproduce como es costumbre en las producciones de la Secretaría de Turismo del estado, una serie de estereotipos de género, de la belleza y la cultura en Oaxaca,  que invita a “vivir el esplendor de la Guelaguetza” en el cerro del Fortín con la presentación de más de 50 poblaciones de 17 diferentes etnias de las ocho regiones de Oaxaca.

Bajo  el argumento de recuperar la paz y la economía de la entidad la iniciativa privada ha exigido al mismo secretario de Gobernación que garantice  la realización de esta fiesta “de los oaxaqueños” que regularmente va más orientada al turismo  pero que  dejan una derrama económica estimada por la STyDE  entre 7o y 100 millones de pesos  que benefician a la iniciativa privada, hoteleres, restaruranteros y  también a familias artesanas de la entidad que comercializan sus productos durante esta época.

El costo para el ingreso de esta fiesta oscila entre 850 y   1, 050 pesos para algunas zonas.

Por otro lado, está el tema de la Guelaguetza Popular (magisterial) cuyo promocional, ha causado una serie de cuestionamientos  por la utilización del escenario de batalla en Nochixtlán, donde fallecieron 11 personas, según cifras de organizaciones no gubernamentales ya que a casi un mes de los hechos,  se carece de una versión oficial.

Con la consigna “ por la sangre nuestros caídos , ni perdón ni olvido”, la disidencia magisterial anuncia también la tradicional  y famosa verbena popular; en su video destacan  los bailes de las regiones en los escenarios del enfrentamiento que dieron la vuelta al mundo el pasado 19 de junio

“Somos un pueblo con sed de justicia y democracia para nuestra gente, del pueblo y para el pueblo”, así se anuncia la décima primera Guelaguetza Magisterial y Popular 2016.

Con su propio nomos el magisterio alude  a la coexistencia de las formas de vida, la fiesta y la resistencia de los pueblos, y  le apuesta quizá  a recuperar  lo simbólico de la muerte  y la fiestas regionales para mantener  la vigencia y/o permanencia de su lucha  social.

“La Sección 22 morirá cuando muera el sol”, se escucha en medio de los sonidos de bandas de viento y anuncian la festividad, que se presentará  por parte de este sector magisterial en el recién construido estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca. La entrada es gratuita.

Ambas celebraciones se alistan para  el lunes 25 de julio,  a las 10 de la mañana, tiempo a partir del cual periódicos impresos digitales, la radio y la TV local comercializarán  durante dos semanas  la también llamada “fiesta racial”, bajo dos conceptos disímbolos: el turismo cultural  y la lucha social en un mismo espacio de conflictividad.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.