Rocío Flores

OAXACA, Oax. Habitantes de pueblos istmeños y colectivos sociales denunciaron este fin de semana que el gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, pretende transformar esa región en un inmenso corredor de manufactura, ensamblaje y transporte de mercancías en manos del capital estadounidense e internacional.

Los representantes de más de 30 comunidades de la región se reunieron el 19 y 20 de junio en la comunidad zapoteca de Puente Madera, San Blas Atempa, en el encuentro denominado “Encuentro por la Vida: El Istmo es Nuestro”,  para hablar sobre las afectaciones del proyecto federal denominado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

Ahí coincidieron en rechazar todos los megaproyectos impulsados en esa zona, argumentando que son proyectos de despojo surgidos de la necesidad de incluir a la región en una relación de producción, circulación, consumo de la naturaleza  y energía fósil, con mano de obra barata.

“El transístmico es mucho más que un simple tren, es un proyecto de producción y transporte de mercancías que busca mano de obra barata al servicio del capital, mediante las redes de transporte que pretenden imponer en las comunidades indígenas del Istmo”, manifestaron en su declaratoria.

En esta región, y parte de Veracruz, el gobierno federal pretende la instalación de 10 parques industriales en las comunidades de San Blas Atempa, Asunción Ixtaltepec, Santa María Mixtequilla, el barrio de La Soledad, Ciudad Ixtepec y Salina cruz, y cuatro en Veracruz: Texistepec, San Juan Evangelista, Coatzaocalcos I y II.

También la modernización y ampliación de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, las vías del Tren Transístmico y la instalación de una serie de gasoductos paralelos a las vías del tren.

De acuerdo con los participantes, lo que el gobierno de la Cuarta Transformación pretende es imponer proyectos de los cuales no se tienen hasta ahora información con respecto a los impactos ambientales, sociales, y culturales.

Señalan que la actual administración de Andrés Manuel López Obrador ha intentado justificar  sus propuestas a través de una serie de consultas  indígenas en las comunidades de San Blas Atempa, Santa María Mixtequilla y Ciudad Ixtepec, pero dichas consultas son meros procesos burocráticos en los que se simula la aceptación, pero que en el fondo violan los derechos de las comunidades a la autodeterminación, es decir, violan el derecho de los habitantes de determinar libremente su condición política y su desarrollo económico, social y cultural.

El encuentro fue organizado por integrantes de la Asamblea de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Territorio y se realizó el día sábado y domingo.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.