Los Pueblos del Jaguar: El pulque oaxaqueño

Foto: Elí García Padilla

El pulque oaxaqueño: región mixteca

Pulque bendito dulce tormento ¿qué haces afuera? ¡vente pa´ dentro!”

Enclavado en las montañas de la región de la Mixteca Alta de Oaxaca, México existe un lugar conocido como “El Almacén”, perteneciente al municipio de Santa María Apasco y al distrito de Nochixtlán, lugar de la grana cochinilla. En este pequeño pueblo cada día las familias campesinas como la de Roque Rodríguez (“Pulques Onésimo”) recolectan el aguamiel de los agaves (magueyes) pulqueros. Cada mes de mayo anualmente convocan la organización de Mujeres Milenarias y las autoridades locales a celebrar el “Festival del Maguey Pulquero y sus derivados”, que consiste en una tradicional calenda, ritual y exhibición. Además degustación de pulque y aguamiel, gastronomía típica con derivados del maguey y música tradicional. Así como un concurso al mejor pulquero (a) de la región.

El pulque que es de origen prehispánico y que también es conocido como octli tuvo su auge como bebida durante el principio del siglo XIX en el centro de México, sin embargo cuando entró al país a diestra y siniestra la industria cervecera y refresquera, este sufrió de una campaña de denostación, calumnia y desprestigio. Este líquido blanquecino es rico en nutrientes y se le atribuyen además numerosas propiedades medicinales y curativas que van desde enfermedades gastrointestinales hasta a algunas tan relevantes como la función anticancerígena demostrada científicamente de los prebióticos que este contiene.

Actualmente comienza a retomar relevancia entre la sociedad mexicana y oaxaqueña la cual cada día más y más busca reencontrarse con su identidad y su pasado glorioso ancestral-prehispánico mesoamericano. Esta bebida sagrada mágica, religiosa, es sin duda la antítesis del capitalismo eco y etnocida y sus aguas negras estelares conocidas como refrescos de cola.

La industria refresquera 一que representa a la verdadera pandemia一 ha enfermado a la sociedad mexicana y oaxaqueña con obesidad, osteoporosis, hipertensión y diabetes. Se ha convertido además en un sendo conflicto socio-ambiental por el notable acaparamiento y explotación irracional de los mantos acuíferos del país, siempre viéndose favorecidos por la clase política quienes han creado reformas al artículo 27 constitucional en beneficio de particulares y de grandes empresas multinacionales como Pepsico, Nestlé, Danone, Femsa (Coca-Cola), Modelo, etc. y siempre en detrimento de los derechos colectivos de los  pueblos a un medio ambiente sano, así como al acceso de este líquido esencial para el sustento y la continuidad de la vida.

Ahora más que nunca es tiempo de reconectarnos con nuestra raíz, sabiendo siempre  que reconsiderar el origen no es retroceder y quizá sea en realidad caminar hacia el saber. Privatizar el agua es privatizar la vida. Así que haz patria (pluricultural) y toma pulque y no las aguas negras propias del capitalismo suicida del fin del mundo.

¡Larga vida al pulque! ¡larga vida a la diversidad biocultural mesoamericana!

Biólogo-Herpetólogo y Fotógrafo

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.