El futuro es comunal: Jaime Martínez Luna

El reconocimiento es una convocatoria a seguir trabajando por lo común: Martínez Luna

Fotografía: Elí García-Padilla

Para el antropólogo y pensador zapoteca Jaime Martínez Luna, en este mundo no hay individuos sino seres comunales, porque dependemos de todo, desde clima, los vientos, el espacio. “El ser humano es resultado de su espacio y momento que le toca vivir”, sostiene.

Por lo mismo, dice que no existe como un individuo y que el Reconocimiento FILO a la Trayectoria que le fue entregado este viernes por la Feria Internacional del Libro de Oaxaca es en realidad el reconocimiento a un proceso, a un todo e implica una mayor responsabilidad, es una convocatoria a seguir trabajando por lo común como sucede siempre en la comunalidad, un término que usa para definir una manera de vivir, formas de sentir, pensar, decidir y hacer la vida junto a los otros.

Comunalidad es un concepto natural, que surgió a finales entre 1979 y 1983 de las reflexiones de pensadores mixes y zapotecas como Floriberto Díaz Gómez y Jaime Martínez Luna, entre otros recordó ayer el escritor y periodista Luis Hernández Navarro en el homenaje realizado en el Centro de las Artes San Agustín.

Se trata de un término que ve el territorio como una relación de pertenencia entre el pueblo y la tierra, en el que el consenso y la toma de decisiones en asamblea es fundamental, igual que el tequio, servicio gratuito o trabajo colectivo, así como las fiestas, los ritos y ceremonias como expresiones naturales o don comunal. Es un sistema que propone una forma de vivir, sentir y pensar la creación o el mundo sin considerar al individuo como elemento eje, sino a la comunidad. Por eso, el antropólogo insiste en que no hay individuos, sino que somos seres comunales.

Y a eso se refirió Navarro cuando dijo, parafraseando al escritor Víctor Hugo, “no hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo”. A la idea y a la práctica de la comunalidad le ha llegado su momento”.

Durante el homenaje, el periodista y coordinador de la sección Opinión del diario La Jornada destacó también la lucha que el pensador zapoteca emprendió junto con las comunidades en la Sierra Norte por la defensa de los bosques, de los bienes naturales y comunes de esa región ante las agresiones del mercado. Procesos que según el antropólogo homenajeado le permitieron tomar consciencia y reflexionar sobre los principios de la vida en comunalidad.

Navarro consideró que esa experiencia aparentemente periférica, que se vivía en los bordes desconocidos del mundo urbano y de la gran capital, ahora está siendo una experiencia que nos muestra un camino que se puede recorrer para construir un mundo más justo bajo otras miradas.

“Le debemos a Jaime que haya sistematizado esa experiencia junto a las comunidades, por eso esta ceremonia de reconocimiento es precisamente el momento de atisbar la fuerza y la influencia de este concepto de comunalidad”, dijo el escritor.

Además, trajo a cuenta la manera cómo Jaime Martínez Luna acompañó las luchas promoviendo el encuentro para hacer música y así se convierte en una referencia que alimenta los procesos de lucha con su arte y las reflexiones que va sembrando.

Al tomar la palabra, el homenajeado reiteró su posición inicial y en ese mismo sentido ratificó que el individuo es una ficción y que nos han hecho pensar que somos individuos independientes, pero en realidad somos el resultado de un todo.

“Yo voy a seguir siendo necio provocador, no me represento a mi mismo, lo que tengo, lo que escribo, lo que capté no es mío, me lo dan todos, las ideas , la fuerza, la energía yo la recibo de su mirada, por eso soy el momento y el espacio en que existo”.

“Lo que tocamos, lo que escuchamos, lo que usamos, lo que hablamos, lo que vemos, pero sobre todo lo que respiramos, eso hace del ser comunal, un ser dependiente del mundo, un ser que no puede explicarse por sí solo. Dependemos de las estrellas ¡carajo! la luna y el sol están en nuestro ser, no solo en las mujeres, está en todos nosotros, por eso voy a seguir sosteniendo que lo que hago es resultado tan rico, pero tan enriquecido por la energía que genera nuestra existencia total, por eso el futuro es comunal ”, sentenció.

Pregunto, recupero palabras y comparto historias. Escribo sobre Pueblos originarios, Mujeres, Cultura, Migración y Medio Ambiente.

2 Comments

Joel H. Sangermán

octubre 25, 2021

muy sabias las palabras de Don Jaime Martinez Luna, al proponer el reconocimiento convertido en una gran convocatoria para trabajar y fortalecer lo comunal como forma de vida, y la comunalidad como pensamiento propio de los pueblos originarios, sustentado en la vitalidad; pareciera fácil de comprenderse pero complicado para vivirla por los efectos del neocapitalismo liberal en los contextos y territorios indígenas

Responder

Cora Cabañas

noviembre 1, 2021

Felicidades a Jaime Martínez y la comunalidad que se expresa con él, da gusto conocer del reconocimiento, “sus” reflexiones aportan y deconstruyen de manera poderosa, hace que instituciones clásicas como la pareja, la familia, la escuela, la medicina alópata, etcétera retiemblen.
Felicidades desde Mérida, Yucatán.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.