Inauguran en Nativitas, Coatlán el “Espacio de las Nubes”

Inicia el programa de promoción lectora ‘Las letras cambian’

febrero 11, 2020 Comentarios (0) CULTURA

Amaranto, tesoro prehispánico

El amaranto  apuntala la economía solidaria de Oaxaca

El Día Estatal del Amaranto será el 15 de octubre de cada año

Redacción

OAXACA, Oax.  El amaranto es una semilla que ha destacado por sus propiedades nutritivas y facilidad para ser cultivada. Originaria de México, de la familia de los quintoniles, el amaranto es considerada una planta noble por su adaptabilidad ante diversos terrenos.

Su valor trasciende al enorme aporte alimenticio,  pues también podría ser punta de lanza para una nueva economía solidaria. Por ello, diputadas y diputadas del Congreso local aprobaron, mediante decreto, designar el 15 de octubre de cada año, como el Día Estatal del Amaranto.

Durante la aprobación de este decreto a principios de año, el impulsor de esta iniciativa diputado Othón Cuevas Córdova destacó la importancia de esta semilla, además de su herencia ancestral.

El amaranto coloca a Oaxaca como entidad impulsora del desarrollo de la siembra, dijo el legislador.

Aunque no es el primer estado de la República, en cuanto al volumen de producción de esta planta, Oaxaca cuenta con gran producción  en el Valle y la Sierra Sur. También recordó que  existen  organizaciones de la sociedad civil, como el Centro de Desarrollo Comunitario “Centeótl”, que han pugnado por convertir su producción, industrialización y venta del producto en una nueva forma de economía regional y solidaria.

El Día Estatal del Amaranto, se inscribe en la celebración del 16 de octubre como el Día Mundial de la Alimentación, lo cual sucede en todos los países desde 1979.

Herencia ancestral

El cultivo del amaranto en territorio mesoamericano se remonta a más de 500 años. Cuando los españoles llegaron, la semilla era el alimento principal de los aztecas, pero sobre todo de los guerreros. Cuando los habitantes de Tenochtitlan sometían a un pueblo, imponían, entre otros productos como el frijol y maíz, un tributo especial de amaranto. Esto era particularmente importante porque era la comida principal de los combatientes. Tras la invasión española se crearon mitos alrededor de esta planta que llevó a la prohibición de su siembra y consumo.

Posiblemente, señaló el legislador, fue una estrategia para evitar que las fuerzas aztecas consumieran el producto, acotó el legislador y promotor de la iniciativa.

En la actualidad, con el soporte de extensos estudios científicos, se descubrió que el amaranto posee las propiedades de los cereales y una combinación de aminoácidos que participa en la construcción de todas las proteínas del organismo, además de tener una participación importante, en el sistema inmune del organismo y en la absorción del calcio, razones por las que es considerado una alternativa contra la desnutrición en Oaxaca.

Dichas propiedades, le han permitido al amaranto ser considerado por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos como «el mejor alimento de origen vegetal para consumo humano».

El amaranto también constituyó uno de los principales cultivos de la época prehispánica, pues además de servir como alimento, era la planta ceremonial de mayor relevancia entre los aztecas,  de ahí que sea catalogada entre quienes la cultivan como una de las mejores herencias de las cultura ancestrales del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.