IMG_6607

‘Origen’, una mirada al pasado a través de las...

WhatsApp-Image-2017-08-15-at-14.52.101-831x560

Acoso sexual, del silencio al estruendo

enero 23, 2018 Comentarios (0) CULTURA, portada

En Oaxaca colectivos buscan hacer posible lo Imposible

IMG_6631

Rocío Flores

OAXACA, Oax. Las políticas institucionales buscan hacer de Oaxaca el lugar más plano del universo pero es un estado que permite tener espacios alternativos,  y la mejor postura política que puede haber es “el hacer”, nunca permanecer indiferentes ante una realidad que últimamente nos sobrepasa.

Así lo considera Goyo Desgarennes, fundador de Trayectivo,  una propuesta  pensada como un puente entre lo local y los espacios de producción artística  autónomos, que en lo concreto ofrece recorridos a diversos espacios culturales e independientes de la ciudad, con  la simple idea de compartir y trabajar.

Goyo y más de 13 representantes de espacios colectivos autónomos, es decir no institucionales, coinciden en algo, todos tienen un lugar para hacer lo que ellos quieren, en lo que al tema del arte o la cultura se refiere, “sin tener que lidiar con políticas culturales caducas o con gente que no está  involucrada en la cultura, dice Gabriel Elías, integrante de El Huacal (propuesta itinerante sobre música experimental)  al anunciar la Conspiración de Espacios Autónomos Imposible, Volumen I.

Esta “conspiración” se trata de una semana de actividades en la que cada  uno de ellos, todos con  disciplinas diferentes, se unen para ofrecer de manera profesional conciertos, danza, teatro, caminatas, performances, cabaret, sin un costo definido, solo una cooperación voluntaria; también ofrecen un transporte para llegar a los lugares que no están al alcance de todos.

Imposible I surge de la necesidad de conocernos entre nosotros, de refrendar nuestros trabajos y expandir nuestras redes, resume Elías, y añade que esta iniciativa se hace con sus propios recursos.

En su opinión, el hecho de no tener una estructura institucional que se ocupe de las diferentes manifestaciones culturales con conocimiento y una buena inversión,  no siempre tiene que ser una debilidad, puede ser también una fortaleza.

 “Contamos profesionalmente con una fuerza…  la gente que participa en Imposible no está trabajando por dinero, por una posición en el sistema cultural o un  interés específico en la imagen o en su persona”.

Elías agrega que no sumarse en un discurso institucional es de alguna manera una postura política. Considera que en el estado que están las cosas en México, cualquier  actividad, de la naturaleza de lo que hacen, es una “conspiración”, por el simple hecho de existir.

Imposible, una postura política

El arte transita entre lo legal  y lo  ilegal porque no hay políticas públicas que abarquen todas las  cualidades y condiciones que se requieren para establecer el arte en una comunidad, resume Paulina Álvarez de Tierra Independiente un sitio para la danza, el teatro y el circo, promovido desde la Ciudad de México, pero con cinco años funcionando en Oaxaca.

En este contexto, expone,  hay muchas cosas por las cuales pueden trabajar, cada uno desde su disciplina y experiencia. Comenta que en el caso particular de Oaxaca hay un público muy segmentado, y de ahí  la idea de compartir, para tener una visión más amplia de las manifestaciones culturales en el estado.

Para este conglomerado de artistas, creadores, promotores del arte y la cultura, agrupados en 14 espacios, trabajar juntos y compartir recursos, les da la posibilidad de mirar un reto: seguir existiendo frente a este fenómeno de gentrificación en la ciudad, con rentas caras, pocos permisos para su actividad, entre otras circunstancias.

Reconocer sus trabajos como individuos, desde espacios autónomos y la manera como participan o cómo se oponen a las políticas institucionales, les ha llevado de manera natural a definir este encuentro como una postura política.

“No es que nos opongamos a una institución, tampoco tiene que ver como se entiende la política en el estado, solo es ir definiéndonos como individuos y como autónomos”, aclara Adriana de la Rosa, de Casa Rosa, un lugar para  charlar con artistas  que promueve también la investigación sobre el arte en el estado.

Violeta Zylberberg de Libre Espacio La Jícara,  donde confluye una librería, un restaurante y distintas manifestaciones artísticas, agrega que todos son espacios autónomos e interdependientes de la gente, del público, de la comunidad. Comenta que a veces se tiene la idea de que “los otros” son competencia pero en Imposible no se asume así. “somos compañeros,  no vemos al otro como el enemigo a vencer.”

Después de un proceso de más de un año de discusiones y reflexiones, que orgullosamente dicen, no fue nada democrático sino resultado de una negociación por un objetivo común, estos conspiradores residentes de Oaxaca, parecen tener claro que lo fundamental  de su propuesta es la  libertad creativa.

 “Vivimos de lo que hacemos, es algo que llevamos dentro,  no son los espacios los que se están relacionando, sino nosotros  como individuos dentro de una colectividad”,  define Adriana.

“Somos como pequeñas células que queremos vincularnos de una manera efectiva con la comunidad, con nuestro público; entre nuestros mayores retos está lograr que  la gente se apropie de los espacios y de los proyectos. Estamos haciendo lo nuestro dentro de nuestras posibilidades y eso en si ya es muy valioso. La postura es mantenernos, con todas las dificultades, con todas nuestras historias”, finaliza Paulina Álvarez.

Imposible se lleva a cabo en distintos puntos de la capital del 22 al 28 de enero, puedes checar la programación aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>