Café-Pluma

Recibe Federación solicitud de denominación de origen para café...

AMH 01

AMLO y Murat supervisan construcción de caminos

junio 21, 2019 Comentarios (0) CULTURA, portada

Rememora fotógrafa oaxaqueña la esencia de las cantinas “entre copa y copa”

Los cocos

Rocío Flores

OAXACA, Oax. Entre copa y copa se construyó esta historia. No es reciente, ni fue a prisa, tiene al menos unos 25 años, cuando Regina Mejía visitaba a su abuelo  “El Viejo Maqueos”, quien atendía la cantina de su pueblo Talea de Castro.

“Olía a mezcal, mis hermanos y yo, desde arriba podíamos escuchar las canciones y a veces las pláticas del abuelo con la gente del pueblo que llegaba a echarse un trago”, rememora la periodista y fotógrafa mientras comenta las 12 imágenes de su exposición denominada Entre copa y copa.J

Montadas en las paredes de El Otro Mundo, una cantina de esta ciudad, las 12 imágenes estenopeicas que integran esta muestra revelan no solo el gusto de la periodista y fotógrafa por estos lugares de redención o liberación que aún persisten en Oaxaca, además muestran su pasión  por experimentar el proceso de captar la luz en otro tiempo, más artesanal, más frugal, quizá rememorando a la luz de esos paisajes de lo alto de la Sierra Juárez, donde vivía su abuelo, don Agustín Bautista Maqueos.

Regina Mejía capturó con su cámara estenopeica, sin usar objetivos o lentes, unas 100 imágenes de distintas cantinas, como El Otro Mundo, Los cocos, El Jinete, El Pava, El faro, Garibaldi, Pollos Bar, El veinte y Rey de Talea y con ellos más de 100 historias.

Durante un año visitó los lugares, platicó con los dueños y algunas de las personalidades asiduas a esos sitios, disfrutó, bebió, observó y esperó el momento para captar con su caja oscura los rayos de luz que, al incidir sobre el papel fotográfico, darían lugar a imágenes en las que buscó recuperar la esencia de estas cantinas.

Muros de colores vivos, o sobrios en algunos casos,  rótulos y mobiliarios, momentos de luz, pero sobre todo imágenes de cuerpos anónimos fueron recuperados, entre copa y copa, por la fotógrafa, quien comenta que quizá pertenece a otros tiempos, por su gusto por estos sitios tan llenos de símbolos y contradicciones, donde aún se puede disfrutar de largas pláticas y  risas interminables y la música de José Alfredo o Cuco Sánchez, o como dice Octavio Paz,  espacios donde se interrumpe la marcha del tiempo, para celebrarlo todo, el amor, el desamor, la alegría, la muerte, la indiferencia o el llanto.

Regina Mejía decidió volver la mirada a las cantinas para explorar de cerca, con tiempo y a través de su cámara estenopeica, en donde todo es ocasión para reunirse y a través de las imágenes recuperadas  nos convoca a mirar, evocar o volver a esos lugares que el tiempo, la modernidad, lo global y lo instantáneo va diluyendo.

La muestra en El Otro Mundo (Escuela Naval MIlitar 109c) estará hasta finales de este mes de junio.

El Otro Mundo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>