Laollaga-Oaxaca-Ricardo-Ortiz

Minería, una amenaza para pueblos indígenas de Oaxaca

FORO AGUA SAN ANTONINO 6~3

Anuncia INPI modificaciones en decreto de veda de agua...

diciembre 17, 2018 Comentarios (0) Política, REGIONES

Premio de Literatura Infantil busca transformar violencia en Juchitán

WhatsApp Image 2018-12-17 at 19.31.12

Dalia Piñón González

 TEHUANTEPEC, Oax. Con 18 años como profesora de educación preescolar, Felipa de Jesús Noriega Figueroa, ganadora del Premio “Mario Molina” de Literatura Infantil en lengua zapoteca, libra una batalla cultural contra la violencia en su natal Juchitán, considerado entre los diez municipios más peligrosos del país.

“Somos varios los que estamos interesados en ayudar a la sociedad. Si desde pequeños, desde la raíz, atacamos ese problema, podemos sacar adelante a nuestra ciudad, porque es una violencia generalizada, es una violencia que está rebasándonos a todos”, afirma la docente del Jardín de Niños “Juana C. Romero” de Tehuantepec.

Con la educación como  arma, a través de las letras y los cuentos Felipa lucha desde su trinchera para transformar la realidad social de su comunidad. “Como escritora aficionada pongo todo el corazón; como maestra que soy frente a los niños es empezar algo que tanto me gusta, que tanto me apasiona, que es trabajar con los niños; ver todo lo que hay a mi alrededor y transformarlo en algo productivo para mis niños”, comparte.

Con este amor por la niñez escribió el cuento Una Bruja Nueva (Bidxaa Cubi), premiado por el Centro de las Artes de San Agustín (CASA) por creación literaria en lengua zapoteca. “La obra trata sobre todos los aparatos tecnológicos que nos atrapan actualmente, que nos tienen embobados: desde la televisión, la computadora, el celular, que nos tiene tan atrapados, sumidos, como dormidos, y a veces nos olvidamos de los libros, nos olvidamos de comunicarnos entre nosotros mismos.

“Ya no nos comunicamos porque siempre estamos absortos en alguna forma de tecnología, que nos llega de una forma tan bella, tan linda, tan elegante, que nos hechiza”, considera.

Con el zapoteco como lengua materna, lo que comenzó como una afición de Noriega Figueroa para educar a través de cuentos a “sus niños”, hace seis años se convirtió en el Colectivo “Nemosines”, conformado además por los maestros de Educación Física Rogelio Santiago Linares, William Reyes y Luis Adrián Cruz.

A través de cuentos, talleres, juegos y dinámicas grupales, este batallón de educadores fomenta la lectura y valores entre los infantes de la región del Istmo de Tehuantepec. “Vimos que (esta labor) le aportaba mucho a los niños, despertaba el interés por la lectura”, comenta la maestra Felipa.

“Si los que sabemos hacer las cosas bien nos quedamos a dormir en nuestros laureles no se va a resolver nada solo. Ni aunque tengamos al mejor presidente de la República, ni aunque baje Jesucristo, si no ayudamos simplemente no se va a hacer nada”, advierte.

 “La mayoría simplemente lamentamos, pero somos muchos quienes estudiamos, nos preparamos, pero no queremos invertir un tiempecito, ni queremos regalar un abrazo… todo es para nosotros; o pensamos que no nos corresponde, que eso le corresponde a fulano o sultano, y eso de dejarlo al otro, hace que nuestra sociedad sea indiferente, y es lo peor que nos puede ocurrir”.

Somos indiferentes al dolor ajeno, nos encerramos en nuestro caparazón, solo cuando nos toca entonces cuestionamos por qué a mí. Es el problema que tenemos como sociedad: que somos egoístas”,  reflexiona.

Noriega Figueroa es fundadora del Consejo Latinoamericano para la Educación y el Desarrollo Infantil (Colpedi), dedicado a la educación básica y al desarrollo del infante desde la educación inicial hasta el bachillerato, y que busca ser un referente en el contexto educativo y de desarrollo infantil a nivel nacional y Latinoamérica.

“Nos dedicábamos a dar talleres en diferentes lugares, principalmente en México y Morelos. Ya no formó parte del Consejo porque se necesita invertir mucho tiempo, los lugares son lejanos y tengo trabajo que cumplir aquí. Presenté mi renuncia porque me quedaba demasiado lejos”, indica.

48367281_951996245011255_7210731820575358976_n (1)

La educadora juchiteca también es parte de la segunda generación del “Diplomado de Profesionalización de Mediadores de Salas de Lectura”, que concluyó en septiembre de este año y fue auspiciado por la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta), en coordinación con la Secretaría de Cultura federal y la Universidad Autónoma Metropolitana, con la participación de 28 mediadores hablantes de lenguas indígenas de 15 municipios del estado.

“Con la Secretaría de Cultura seguiré colaborando quizá por lo que me reste de vida, porque el Diplomado en eso consiste: en difundir la lectura”, afirma la mediadora cultural.

“Yo ayudo, soy la pequeña leña que está ahí, para que la llama siga viva”, dice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>