Rocío Flores

OAXACA, Oax. Candidato, ¿Cuándo tramitó su credencial de elector? fue una de las preguntas que se quedaron en el aire el día que la ciudadanía salió a votar para elegir al próximo gobernador del estado.

‘Hoy va a ganar Oaxaca’, dijo en una apretadísima entrevista (literal) Alejandro Murat Hinojosa, que era rodeado de su equipo de seguridad, el de comunicación, dirigentes locales de su partido y un centenar de militantes que fueron llevados al lugar.

“El ganador es el pueblo de Oaxaca”, “vamos a caminar en un gobierno de puertas abiertas”, “vamos a construir la gran educación que todos queremos para nuestros hijos, caminaremos de la mano con los maestros”,  palabras más palabras menos, son algunas de las repetidas  frases que marcaron la campaña del priista y que ayer domingo reiteró al recibir su constancia que lo acredita como el próximo gobernador.

Alejandro Murat inició su camino a la gubernatura en medio de un cuestionado registro por ser originario del Estado de México y no ciudadano de esta entidad, el principal requisito para representarla.

Después de dos meses y medio de campaña, Murat Hinojosa es oficialmente el gobernador electo, según el partido de oposición Morena, en medio de “un triste papel de subordinación” del órgano electoral.

Tanto el equipo del excandidato Salomón Jara Cruz de Morena y de José Antonio Estefan Garfias de la coalición CREO, integrada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) mantienen su postura de impugnar el triunfo de Murat.

13432292_1099207826840761_7198628039596754919_n

El ahora gobernador electo y su partido es señalado por la oposición por la compra de votos en la jornada electoral, por la intervención de grupos de choque  del PRI que buscaban amedrentar a las personas votantes y  que lograron robar una urna en Juxtlahuaca, además del uso programas sociales para la compra y coacción del voto, entre otros.

Bodegas con despensas, fertilizantes materiales de construcción y artículos electrodomésticos fueron utilizados en la compra de votos, detectadas y denunciadas por la ciudadanía frente a la pasividad de las autoridades electorales, son algunas denuncias que hasta hoy ponen en entredicho al nuevo gobernador de la entidad.

Además de un órgano electoral cuestionado presuntamente por la manipulación del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que retrasó el resultado del conteo rápido por más de seis horas, razón por la que en su momento el representante de Morena  ante el IEEPCO, Flavio Sosa Villavicencio acusó de la manipulación de los resultados y pidió incluso la renuncia del consejero presidente del órgano electoral, Gustavo Meixueiro Nájera.

Así en medio de este escenario político y un accidentado acto oficial en el que la seguridad del presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, limitó el acceso y protagonizó un violento acto contra la prensa local, vuelve el  PRI al gobierno de la entidad a construir según Alejandro Murat Hinojosa, “el Oaxaca que merecemos”.

 

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.