Rocío Flores

OAXACA, Oax. “No hay tal desastre económico”, declaró ayer martes  el gobernador  de Oaxaca Gabino Cué Monteagudo en la inauguración del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca, ante reporteros que cuestionaban el escenario en el que culminará su gobierno.

Paralelamente a este acto inaugural trabajadores del Monte de Piedad suspendían sus labores y se manifestaban en al menos ocho sucursales de 23, para demandar al gobierno pague 50 millones de pesos que debe la administración por concepto de salarios.

De acuerdo  la versión de los manifestantes y el delegado sindical de los trabajadores, la Secretaría de Finanzas argumenta falta de liquidez, por lo que se han sumado ya a la lista de proveedores de servicios y trabajadores a los que adeuda el gobierno, entre ellos una empresa  de uniformes que demanda el pago de 148 mil millones pesos, empleados  sindicalizados de Salud a los que adeuda mil millones de pesos, así como  trabajadores de confianza que han renunciado  sin la posibilidad de retirar sus ahorros aportados al fondo de pensiones por la falta de líquidez.

No obstante a ocho días de dejar  la administración del gobierno estatal,  Cué Monteagudo reitera que no existe ningún desastre económico en la entidad.

Según el gobernador el tema de  las deudas  no debe de preocupar ni generar un ambiente de dudas, es un tema  de pasivos del cual  el gobernador electo ya está enterado y está consciente de que no se pueden pagar.

Cué explica que no se pueden pagar “por una nueva ley de Disciplina Financiera que es de orden federal que indica que ningún gobierno o gobernante puede  solicitar ni cadenas productivas,  ni créditos de corto plazo  seis meses antes de que termine la administración, lo que significa que no se pueden solicitar esos instrumentos para poder enfrentar estos pasivos de gasto corriente…”, es decir pagos a los proveedores.

Antes – agrega- los gobiernos podían solicitar un préstamo para saldar los temas pendientes.

“Es un fenómeno que se está presentando por esta nueva limitante a la que la ley te obliga”, reitera.

Detalla que  antes de que él entrara en el 2010, el mes de septiembre u octubre el gobernador anterior Ulises Ruiz Ortiz pidió un crédito de corto plazo a Banorte y le dio más de mil 800 millones de pesos  para pagar a los proveedores que el gobierno actual pagó.

¿Qué va a pasar ahora?

“Pues la próxima administración los va a pagar, como yo pagué los pasivos de la anterior administración, así como este gobierno pagó el ciento por ciento de lo que costó Ciudad Administrativa”, asegura el todavía gobernador del estado, al inaugurar este martes de manera apresurada, un Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) inconcluso que tardó tres años en construirse y que será ocupado en el 2017.

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.