El desinterés gubernamental ha propiciado que se vulneren los derechos humanos de la población

Rocío Flores

OAXACA, Oax.  Alfredo fue a llevarles ese fin de semana los regalos de Reyes a sus nietos, todo estaba tranquilo, logró entrar en una lancha a Santa María del Mar.  A su regreso viajaba con siete personas más, entre ellas, el operador de la lancha y una señora que fue a vender sus pescados a la comunidad. Los tres perdieron la vida el sábado pasado después de atravesar el mar muerto para salir de la población, ya que por tierra no pueden pasar debido a un añejo conflicto de límites territoriales que resurgió en 2009 entre Santa María y San Mateo del Mar, en la región del Istmo de Tehuantepec.

Aunque el conflicto, originalmente entre particulares, fue resuelto en 1984 por una resolución presidencial de la administración de Miguel de la Madrid Hurtado, en el 2009 reiniciaron los problemas y de particulares pasó a ser  un problema entre comunidades cuando la autoridad llamó a los comuneros a recuperar tierras e invadieron más de mil hectáreas de terrenos comunales a Santa María del Mar.

Desde esa fecha también San Mateo del Mar puso cadenas al único camino de terracería por el que salen de Santa María del Mar. A la fecha siguen ahí, no ha habido intervención gubernamental que pueda dirimir el conflicto, a todos se les prohíben el paso.

Para su traslado los pobladores recurren a la vía marítima, así transportan a las mujeres embarazadas, hombres, mujeres, niñas, niños, ancianos y las personas enfermas. Por esa ruta han entrado las maestras, maestros, personal médico y cuando se acuerdan por ahí también entran algunos funcionarios, aunque la única visita del exgobernador Gabino Cué fue por aire, para instalar un sistema de agua potable que no funcionó.

También de esa manera llevan y traen material  de construcción, víveres, combustible, incluso el ganado y ¡hasta patrullas! para la seguridad de la comunidad.

 

WhatsApp Image 2017-01-12 at 13.22.37 (1)

Los cadáveres de las tres personas fueron hallados al día siguiente por otros pobladores. Ninguna persona del Ministerio Público pudo entrar a la población para realizar las diligencias, los de San Mateo no los dejaron pasar.

Efraín Solano, integrante de  la organización Comuna recuerda que en esa incursión del 2009 hubo saqueos, secuestros, agresiones hacia la comunidad de Santa María del Mar.

A parte de los saqueos, dice “hubo quemas de viviendas, robo de ganado, se registraron también secuestros de comuneros”, y aunque intervino la Procuraduría con sede en Tehuantepec para liberar a seis de sus compañeros detenidos  y encarcelados en San Mateo del Mar, el conflicto sigue latente.

Decisión inminente

A raíz de esta incursión, Santa María del Mar inició un procedimiento en el Tribunal Unitario Agrario para la restitución de sus tierras. En primera instancia el Tribunal resolvió en 2012 a  su favor. Posteriormente San Mateo interpone un recurso y nuevamente se  le da la razón a Santa María del Mar en 2015.

Actualmente  la resolución a un amparo directo interpuesto  por San Mateo está por resolverse, sin embargo esto solo ha sido la parte legal. El problema agrario ha suscitado una serie de actos que han provocado violaciones a los derechos individuales y colectivos de la población de Santa María del Mar.

Lo que ocurrió el sábado -dice Efraín Solano- es uno más.

Más de dos años sin electricidad

Además del bloqueo a su derecho al libre tránsito desde el 2009, los servicios básicos como la luz, la salud y la educación han sido vulnerados desde hace seis años.

El 26 de octubre de 2014, la comunidad de San Mateo del Mar saboteó la red de energía eléctrica de Santa María y  desde esa fecha no tienen luz, son 28 meses que esta situación ha llevado a los habitantes a situaciones delicadas.

El drama impacta también en la agricultura y la pesca; su potencial agrícola no es aprovechado pues sus tierras agrícolas están invadidas por San Mateo. Los pescadores, aunque viven del mar no pueden refrigerar sus productos porque no hay energía eléctrica.

Sin Educación

Durante esta semana las profesoras y los profesores encargados de la educación del pueblo ofrecieron una conferencia para anunciar que no acudirán a la población hasta que no se les garantice el libre tránsito.

Lo mismo ocurre con los médicos, por la temporada de fuertes vientos, nadie se arriesga a ir.

“Hay una negligencia del gobierno estatal y federal con respecto a los conflictos agrarios, solamente los atienden cuando hay muertos”, opina Solano, quien mantiene relación con la autoridad comunal.

“Los atienden” quiere decir para la población que abren una mesa de diálogo o negociación, se toman una foto y levantan una minuta  de acuerdo pero no hay una solución a  fondo de los conflictos agrarios.

Ruta histórica

WhatsApp Image 2017-01-12 at 13.22.43 (1)

De Santa María del Mar al puerto de Salina Cruz  el trayecto solo sería de  media hora pero desde hace  siete años todos entran y salen por mar, porque sus hermanos y vecinos ikootjs de San Mateo del Mar, mantienen bloqueada la única una franja de tierra que les lleva al puerto.

Esta ha sido la ruta histórica para ellos: 20 minutos de Santa María del Mar hacia el embarcadero El Faro de San Dionisio del Mar.

De ahí al pueblo de San Dionisio son otros 20 minutos más por terracería, y de ahí pueden salir a Juchitán en unos 40 minutos más.

“Cuando fue el último huracán, el agua se metió al pueblo, el agua de los pozos  se contaminó con el agua de las letrinas y se volvió un hervidero de mosquitos”, comenta Efraín Solano. “Nunca llegó la emergencia”.

“El año pasado una ola grande movió la lancha  el doctor de la comunidad, quien cayó al mar, para su fortuna la lancha no se volteó. Desafortunadamente la preocupación se tenía desde esa fecha de un accidente por los fuertes vientos de más menos 100 kilómetros por hora en esta época (comienzan desde noviembre, diciembre, enero y febrero), esta vez la lancha se volcó y de ocho personas, murieron tres.

“Pensábamos que con esto el gobierno iba a atender esta emergencia pero no fueron capaces”.

Olvido, discriminación

WhatsApp Image 2017-01-12 at 13.27.44

Santa María del Mar es una agencia ikoojt de Juchitán olvidada por los gobiernos federal y estatal, reitera la actual edil, Gloria Sánchez, y hace un exhorto para que se atienda esta crisis en la población. “Están bloqueando también un derecho humano y constitucional”, apunta.

Hoy en día están aislados porque los fuertes vientos no permiten  el acceso a maestras, maestros, médicos, granos básicos, solo tienen una tienda Diconsa y una clínica de salud, que se encuentra sin funcionar en su totalidad, se está poniendo en riesgo la salud y la vida de más de mil 200 habitantes.

Mientras tanto la autoridad comunal de Santa María del Mar, ha enviado con fecha 10 de enero de 2017, una carta dirigida al alto comisionado de la ONU, al presidente de México, al secretario de Gobernación, al gobernador del estado, al titular de los Derechos Humanos y al presidente de la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, con lo cual confirma que hasta el día de hoy ni una instancia del gobierno federal y estatal han tenido la sensibilidad para atender la crisis y emergencia de esta población.

¿Cuántos muertos más tenemos que aportar para ya no ser discriminados u olvidados?, cuestionan.

 

 

 

 

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.