Rocío Flores

OAXACA, Oax. En  San Dionisio del Mar vuelve la incertidumbre ante la posibilidad de instalación de una nueva empresa eólica o proyecto extractivo ; habitantes de esa comunidad indígena ikoojts, ubicada en el Istmo de Tehuantepec,  informaron que desde inicio de este mes se comenzó a observar maquinarias y algunas obras en Playa Copalito y hasta la fecha ninguna autoridad explica para qué.

La desconfianza y oposición de los habitantes a estos trabajos (sin consulta de la comunidad), deriva de la experiencia del 2012, cuando la empresa Mareña Renovables intento construir un parque eólico sobre la Barra Santa Teresa, zona de reserva comunal y de pesca para varias comunidades de la laguna.

En esa ocasión se opusieron y lucharon por la defensa de su espacio natural, su territorio y el mar, parte de su cultura como pescadores y la actividad que les da sustento diario.

Aunque los habitantes organizados lograron la suspensión definitiva en 2015,   piensan que puede volver algún proyecto de este tipo, tomando en cuenta la promoción que hace el gobernador del estado Alejandro Murat Hinojosa de la región del Istmo, como gran generadora de energía limpia, prueba de ello los 24 parques eólicos en operación, y el anuncio que hizo en marzo de este año de 4 mil millones de dólares para el estado en materia de energía eólica.

El secretario del Medio Ambiente, Energía y Desarrollo Sustentable de Oaxaca (Semadeso), José Luis Calvo Ziga, detalló que  algunas de las empresas que invertirían en la zona son Iberdrola, Acciona, Gamesa y Mitsubishi.

En este contexto, y alertados por la introducción de equipos de dragado, herramienta que se utiliza para extraer material debajo del nivel del agua y elevarlo a la superficie, tubos, y vehículos con maquinaria pesada, los habitantes han pedido a la edil Teresita de Jesús Luis Ojeda información sobre los estudios de impacto ambiental, sin embargo la edil respondió que no requieren de ese estudio.

Las personas inconformes, cuyos nombres se omiten por seguridad ante amenazas recibidas, explican que no hay claridad sobre esos trabajos. Inicialmente, dos personas responsables de las maquinarias solo informaron que se trataba de un proyecto de Conapesca y nada más.

En tanto, integrantes de la  Asamblea General del Pueblo de San Dionisio del Mar y el Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha A.C. explican que solicitaron información al secretario general de gobierno, a los responsables de Fonden y Conapesca del estado de Oaxaca, sin embargo no obtuvieron información.

La  preocupación de los habitantes es el riesgo de confrontación y violencia en la zona, pues se les ha señalado como responsables de quemar la maquinaria; además  la presencia de la empresa es resguardada por las dos cooperativas pesqueras de San Dionisio, personas de la agencia de Pueblo Viejo, y con la anuencia de la autoridad municipal.

Los pescadores fueron retirados de su área de trabajo por la presencia de  las maquinarias que ingresaron desde el jueves 6 de julio. Ante la inconformidad, las obras fueron detenidas, sin embargo, ayer miércoles se pudo observar que los trabajos de mantenimiento a la maquinaria de dragado, declaró un habitante.

El rechazo a proyectos eólicos es por  la afectación a su modo de vida comunitaria,  su derecho a la alimentación, y el respeto a la autonomía de su pueblo, los pobladores ikootjs exigen ser consultados sobre cualquier proyecto de inversión.

Para tener la versión de la presidenta municipal se le solicitó una entrevista, pero su respuesta ha sido aplazada.

En San Dionisio señalan que  “la posibilidad de un nuevo megaproyecto siempre está”, por ello se mantienen en defensa de su espacio común y alertas de la actuación de Teresita de Jesús, una joven abogada  que asumió el cargo en enero de 2017 y en cuya trayectoria política solo se cuenta la cercanía al PRI,  por la militancia de su padre, Manolo Luis, ex candidato a presidente municipal.

En esa fecha, la presidenta declaró a la prensa que el tema eólico no era una prioridad en su gobierno, su interés, dijo, es reconstruir el tejido social.

 

Oaxaca Media es un espacio para el periodismo digital local. Trabajamos por el bien común con criterios de ética y responsabilidad social en la información.