Cinco años le tomó a la cineasta Dulce Ángel Vargas atrapar la creatividad y la personalidad de la pintora, dibujante, escultora, editora y escritora Susana Wald en el cortometraje En busca de lo inasible, producido por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el patrimonio de Chile y el Museo Nacional de Bellas Artes de esa nación. Parece mucho tiempo, pero a la propia Susana Wald le ha llevado más de 80 años acceder a un reconocimiento que debió llegarle hace varias décadas.

Ahora, la cineasta oaxaqueña presenta en Chile su mirada al mundo de Susana Wald (Budapest, 1937), una creadora que ha transitado de su natal Hungría a diferentes hogares en América: Argentina, Chile, Canadá, México, en compañía de su pareja, el poeta y artista visual Ludwig Zeller.

Viuda ahora, a sus 86 años, la pintora recibe un homenaje largamente postergado en Chile, país del cual tuvo que exiliarse en 1971 junto con su compañero y sus tres hijos para residir en Canadá durante casi veinte años. En el país norteño, Wald y Zeller continuaron sus labores de promoción artística y editorial mediante Oasis Press, un sello en el que difundieron no sólo sus creaciones literarias y pictóricas, sino las de diversos autores y artífices visuales.

Hacia 1989 Wald y Zeller se establecieron en México para continuar sus proyectos creativos. Primero vivieron en una casa alquilada en el centro de la capital de Oaxaca, pero a partir de 1999 se establecieron en la población de San Andrés Huayapan, donde construyeron su casa definitiva. Ahí falleció Ludwig Zeller en 2019.

Susana sigue pintando, escribiendo y trabajando en Oaxaca. La pérdida de su compañero de tantos años no detuvo su enérgica actividad creativa, que desarrolla en la apacible casa de Huayapan. En julio de 2021 el Museo Nacional de Bellas Artes de Chile abrió la exposición retrospectiva En busca de lo inasible, dedicada a la obra visual de Susana Wald.

Dulce AV, como firma su documental la joven cineasta, ha seguido durante los últimos cinco años la vida de Susana Wald como artista y persona. Rescatando material grabado o filmado, al que suma sus propias espléndidas filmaciones, la cineasta oaxaqueña construye un significativo trabajo documental que en cuestión de minutos permite conocer la larga trayectoria de la pintora, dibujante, escultora, escritora y editora que ha desarrollado su obra en cuatro países. La banda sonora de la grabación, elegida por el poeta y músico Óscar Javier Martínez, realza el atractivo de esta producción fílmica, en la cual también intervinieron como camarógrafos Francisco Mijangos Topete, Raymundo Gómez y Kevin Ángel V.

Escritor, promotor de arte y cronista aficionado de absurdos sociales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.