No fue necesario utilizar la fuerza, civiles no estaban armados: Sedena