Browsing Tag

MACO

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Extrabajadores del MACO denuncian actos de intimidación de legisladores

Extrabajadores del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, desalojados en abril de 2021, denunciaron este lunes  la nula efectividad de las instituciones y actos de intimidación por parte de  legisladores en la problemática que viven desde esa fecha por la falta de pagos de la Asociación Civil Amigos del MACO.

Después del desalojo al que califican como  “violento, extrajudicial e ilegal” y las posteriores denuncias presentadas ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje  y la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, nada ha procedido en contra de la asociación que bajo la figura de comodato custodia ese recinto, narran en un comunicado.

Por ello, explican que acudieron en el mes de enero de este 2022 al Congreso local para entregar un escrito a la Comisión Permanente de Cultura, Juventud, Cultura Física y Deporte de la 65 Legislatura con el objetivo de solicitar un informe sobre la participación de la Seculta  en el desalojo del personal del MACO. Pero ninguno de los integrantes de aquella Comisión los tomaron en cuenta.

“Por el contrario, los integrantes de esa Comisión se acercaron a los Amigos del Maco para saber en qué podían ayudar y conocer la situación que prevalece en el Maco. Después nos buscaron para intermediar de manera “imparcial”  y nos solicitaron un pliego petitorio que fue entregado en tiempo y forma”.

Los ex trabajadores, a quienes se les adeuda en promedio salarios de dos años y tres meses, resumen que hasta la fecha han sostenido tres reuniones con los integrantes de esa Comisión de Cultura, en  las que, los diputados todo el tiempo tienen la palabra y la voz parece que siempre es de la Asociación Civil Amigos del Maco.

En la primera reunión solo obtuvimos malos tratos, regaños de quienes evidentemente no solo desconocen nuestros esfuerzos por mantener el Maco en funcionamiento, sino la historia del propio museo, cuentan.

La segunda reunión en el mes de febrero fue hostil e intimidatoria, explican: el diputado Samuel Gurrión se pronunció como empresario y  advirtió que como tal podría echar abajo la demanda laboral.  Además los responsabilizó del cierre del Museo. 

De acuerdo con los extrabajadores, la postura de Gurrión fue apoyada por el diputado César Mateos Benítez y la diputada, Elvia Gabriela Pérez López, quien se presentó también como empresaria.

En la  tercera reunión del 11 de agosto fueron atendidos por el diputado Sesúl Bolaños López y el mismo César Mateos. “No fue distinta. La intimidación y el respaldo a los Amigos del Maco y a la Seculta fue contundente”.

«Es notorio que no han puesto atención a nuestro pliego petitorio a pesar de haber transcurrido ya seis meses de la penúltima reunión”.

Reprocha el personal del MACO

Además, señalan que los legisladores han intervenido en el expediente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. Ellos mismos indicaron que el Presidente de dicha instancia de justicia laboral les informó sobre su demanda y de la demora de años que tendrá la solución de nuestra denuncia.

La reunión del 11 de agosto terminó con el compromiso de los diputados de entregarles una propuesta de solución que enviarían a la apoderada legal el día miércoles 17 de agosto. Pero hasta ahora no hay ninguna propuesta.

”Seguimos sin ser escuchados y con temor. Hemos buscado a varios funcionarios, funcionarias y “representantes” en el Congreso con el fin de conseguir ayuda para el Maco y para sus trabajadores. El resultado ha sido frustrante y desolador, nadie nos escucha, nadie interviene de manera imparcial”, exponen los extrabajadores, quienes, a las presuntas amenazas y actos difamatorios, ahora suman los actos de intimidación de legisladores que actúan bajo el argumento de la  intermediación y la preocupación por el destino del Maco.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pago a trabajadores del MACO y renuncia de Rubén Leyva, pide Fernando Solana Olivares

En una carta enviada a finales del mes de septiembre al artista oaxaqueño Rubén Leyva, el crítico de arte Fernando Solana Olivares  exhorta a la asociación Amigos del MACO a pagar los salarios y  las  prestaciones  que  adeudan  a  los  trabajadores y restablecer la  relación administrativa y  financiera con  la Secretaría de la Cultura y las Artes para garantizar el subsidio operativo de la institución.

Además, propone a Rubén Leyva reconstruir y renovar la mesa directiva de Amigos del MACO, comenzando por la presidencia que durante años ha ocupado: “Todo ciclo llega a su fin. Te honraría renunciar a tu  cargo para propiciar una etapa de  reconciliación artística y cultural”, sugiere el intelectual.

El también escritor Fernando Solana Olivares fue director del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO)  hasta diciembre del año 2000.

Precisamente, en su carácter de exdirector de este recinto cultural, así como de intelectual, escritor y crítico de arte, recuerda al artista oaxaqueño que la asociación es  depositaria de aquella obligación y  la garante  de la responsabilidad de pagar a sus trabajadores.

También aclara que nunca antes se dejó de pagar ni los salarios ni las prestaciones al personal.

Solana Olivares expone la necesidad de redefinir el organigrama laboral del MACO y, de ser necesario, liquidar conforme a la ley a los trabajadores cuyos servicios no son requeridos por la institución.

De la misma manera, sugiere modificar la carta programática del recinto, abrir sus salas y volver a exhibir en ellas “la importante obra artística local y foránea que los intereses sectarios y económicos han ignorado metódicamente”.

En la misiva, Solana plantea algunas reflexiones sobre la crisis que atraviesa esta institución desde hace casi seis meses. En principio, indica que el Museo nunca antes había  atravesado por una circunstancia como la que vive actualmente, y que tampoco había cerrado sus puertas, salvo durante un periodo de no más de dos meses y medio después del sismo del 30 de septiembre de 1999, y cuya intensidad obligó a emprender la reconstrucción en tiempo récord.

“El MACO ha sido una institución determinante para la cultura local, nacional e internacional durante casi tres décadas,  muchas personas hemos contribuido a su desarrollo como un patrimonio público cuyo interés es colectivo dado que representa un bien común”, resalta el exdirector.

También señala que en su labor como director y al dejar ese espacio en diciembre de 2000, se operaba eficientemente gracias a tres subsidios: federal, estatal y municipal. Además, especifica, el Museo contaba con “un programa anual de exposiciones plásticas profuso y abundante: presentaciones de libros, conferencias, mesas redondas sobre problemáticas contemporáneas, exhibiciones teatrales   y cinematográficas,  entre  otras  múltiples  acciones  educativas, reflexivas y estéticas ofrecidas al público, que se contaba por miles”

El intelectual y crítico de arte ubica al periodo como un tiempo de gran vitalidad pública y de  incesante oferta cultural, “un museo de puertas abiertas que la comunidad oaxaqueña y foránea hizo enteramente propio”. 

Pero luego 一acota一 “siguió un período bajo la dirección de Fe Maria Abad caracterizado  por la confiscación, y en esa  medida, privatización de un  espacio que por su versátil naturaleza atentaba contra los intereses monetarios hegemónicos en el arte oaxaqueño.

“Desde ese momento fueron perdiéndose los vínculos del Museo con las instancias federales y estatales que históricamente lo subsidiaron y se comenzó a gestar la situación económica, administrativa y laboral que hoy ha hecho crisis, argumenta el intelectual. Luego vino la designación de Cecilia Mingüer y con los años la crisis que hoy vive el Museo”, añade.

“Toda crisis es una llamada de atención, a veces definitiva como parece serlo ésta, que a la vez representa, cuando se entiende y asume correctamente, una nueva oportunidad. Exige cambiar el sistema de pensamiento, las prácticas, actitudes e incluso a las personas  que  llevaron  las  cosas  a  tal  punto”, precisa Solana Olivares.

En breve entrevista solicitada para confirmar la autenticidad de la carta, Solana Olivares expone que entregar el recinto en comodato a Amigos del MACO fue correcto en un tiempo, “pero ha perdido el sentido porque, como digo en la carta, el Museo ha sido confiscado por un grupo de interés que llegó a un límite porque creó un conflicto que por ahora no tiene posibilidad de solución».

La carta completa aquí:

Foto:Carmen Pacheco

MACO: la protesta a cinco meses de ser desalojados

La madrugada del 10 de abril, un empleado que resguardaba el recinto fue desalojado por personas vestidas de civil; la demanda ante la JLCyA, está entrampada

“No puede haber reapertura si continúan violando derechos humanos”. Con esta consigna, la colocación de carteles y la cancelación del letrero que cuelga en la fachada del recinto, trabajadores del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) protestaron este viernes, a cinco meses de ser desalojados del inmueble por su empleador, la asociación civil Amigos del MACO.

El inmueble se mantiene cerrado al público desde el 10 de abril bajo el argumento de una auditoría reestructuración. En la madrugada de esa fecha, cuatro personas vestidas de civil desalojaron a Óscar Aragón, empleado que resguardaba el museo ante el riesgo de que sus compañeros no pudieran ingresar. Posteriormente, se les identificó como elementos de la Policía Auxiliar Bancaria, Industrial y Comercial (PABIC).

La asociación civil adeuda más de un millón y medio de pesos por un año de trabajo de 19 colaboradores del recinto, quienes dejaron de percibir sus salarios y otras prestaciones desde abril de 2020. Asimismo, los salarios caídos de cinco meses, a partir del cierre del museo.

Aunque existe una demanda colectiva de 19 empleados ante la Junta Local Conciliación y Arbitraje (JLCyA), quienes persisten en el recurso interpuesto en marzo no han logrado una respuesta favorable. La asociación, cuya mesa directiva preside el artista Rubén Leyva, desconoce a la mayor parte de la plantilla y a los pocos (cuatro) que considera sus empleados ha negado el pago correspondiente.

“Ya cancelamos este letrero que es totalmente falso. No existe un museo si el museo está cerrado; el museo no está vivo, está cerrado. Lo cerraron los Amigos del museo para no pagarles a los trabajadores y a los proveedores”, expresó Laura Cravioto, una de las afectadas, sobre el letrero en el que la asociación anuncia desde hace meses una pronta reapertura.

Cecilia Mingüer, quien ha fungido como directora del MACO, y Cravioto, narraron que por más de un año las y los trabajadores han sido objeto de violencia, humillaciones y acoso por parte de la asociación civil. La inacción del gobernador del estado ante la problemática fue cuestionada en la protesta, ya que a varios meses de solicitar su ayuda para resolver el problema no han tenido respuesta.

En una nueva página de Facebook (MACO Oaxaca Oficial), pero sin especificar a los responsables del pronunciamiento, solo se habla de “una re-estructura institucional” hacia los 30 años del museo y que no está dentro de sus  facultades “atender las situaciones laborales ni personales que hayan acontecido con los antiguos colaboradores dado que las situaciones pertenecen a la antigua administración, la cual se encuentra en un proceso legal, actualmente” (sic).

El MACO, según expone el documento, “está operando con los trabajadores de mayor antigüedad” y solicita el cese del presunto hostigamiento a quienes trabajamos actualmente en el museo.

WhatsApp Image 2021-06-25 at 9.26.16 PM

La protesta en la calle de Alcalá

Rocío Flores

Foto: Rosa Beatriz Morales

Es un día lluvioso en la capital de Oaxaca. Los colores del papel picado en algunos techos sobresalen en este día gris. Paraguas y plásticos cubren parte de la húmeda cantera de la calle Macedonio Alcalá, que en 1985 se cerró al paso de los vehículos para convertirla en vía peatonal.

Ahí se ubica una Casa Antigua de finales del siglo XVII que de 1992  a abril de 2021, alojaba al Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) hasta que la Asociación Civil Amigos del MACO lo cerró el 10 de abril sin aclarar el motivo y su destino. También sin pagar la deuda contraída con su plantilla laboral. 

Frente a esa casona, algunos trabajadores cuentan que van por su cuarta audiencia del juicio laboral que emprendieron, pero que “los amigos del MACO” no parecen dispuestos a dialogar, mucho menos a pagar.

Junto al inmueble en el que se inscriben las letras del MACO, también se movilizan artistas, músicos y gestores culturales para exigir a quienes tengan la autoridad y responsabilidad, garantizar la continuidad de ese espacio  cultural, en todos sus aspectos: expositivo, curatorial, administrativo, laboral y desde luego legal.

El objetivo es conservar el MACO y su vocación cultural y apoyar a los trabajadores que por enésima vez, exigen a los Amigos del MACO cumplan con su obligación patronal.

Hoy es un día inusual. Es fin de semana. Antes de la pandemia por Covid-19, en esa zona brillaban las tubas y sus sonidos acompañaban las calendas que anunciaban la fiesta. 

Pero este día, aun con pandemia, se escucha en altoparlantes un reclamo de decenas de artistas: “necesitamos un espacio de acceso libre que brinde la oportunidad de disfrutar y generar ideas en el encuentro entre el arte y el público”.

También esta tarde, sobre esa vía peatonal circulan policías en motopatrullas y a su paso el sonido de los equipos de radiofrecuencia y teléfonos celulares que usan para reportar a sus superiores la actividad.

“El MACO es mucho más que un inmueble catalogado, ha sido un detonador de la actividad cultural de la ciudad y el estado”, recuerda la comunidad artística mientras lee su pronunciamiento en contra del cierre del museo y el maltrato a los trabajadores, a quienes desalojaron  y aún adeudan más de un año de salarios.

“Hacemos el llamado a quienes corresponda, a solucionar lo antes posible su situación ya que se trata de un derecho fundamental”, insisten.

Citan el artículo 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que a la letra dice:

“Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana…” y reiteran su exigencia a quienes tienen  el comodato del lugar.

Del museo ubicado en el número 202 de  la calle de Alcalá  destacan su vocación formativa en la apreciación y conocimiento del arte contemporáneo en una zona, donde, refieren, difícilmente se podía conocer este tipo de propuestas artísticas.

La calle donde ahora protestan la comunidad artística y los trabajadores del museo, aloja otros edificios históricos y casonas del siglo XVII, XVIII y XIX, similares a la del museo, que en algún tiempo  fueron espacios culturales y ahora fueron convertidas en galerías y hoteles que dan plusvalía al lugar.

Macedonio Alcalá es la vía peatonal más transitada por el turismo nacional e internacional. En los últimos meses ahí se rehabilitaron edificios con mayores alturas que las existentes, aumentaron las terrazas y en calles cercanas ahora hay algunos hoteles de esos que en Arquitectura llaman hoteles boutique, un concepto de alojamiento que se da en zonas de interés arquitectónico o patrimonial, es decir, ha pasado por un proceso de transformación al que llaman gentrificación, que con el tiempo provoca un aumento de los alquileres o del coste habitacional de la ciudad.

artista-Carlos-Aragón-Portada

Entrevista a Alberto Aragón: «reitero la disposición de apoyar al personal del MACO, mi intención es honesta»

El artista oaxaqueño Alberto Aragón Reyes reiteró su disposición para apoyar en la resolución del adeudo de casi nueves meses de sueldo al personal del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO).

En entrevista exclusiva, el pintor y escultor explicó que se acercó a la  Directiva del MACO para manifestar su interés en contribuir con un donativo para pagar parte del adeudo de los trabajadores y presentar un dossier o expediente sobre su obra, con la fin de exponer en el Museo algunas piezas que ha realizado a lo largo de 20 años.

“Soy muy arrojado cuando quiero hacer algo voy y lo hago. Quizá por eso manifesté el interés de apoyar a los trabajadores del Museo, pero lo hice de buena voluntad. Aunque eso se puede interpretar de mil formas”.

Aragón Reyes explica que en estas interpretaciones se deja de lado el punto principal, que es apoyar a los trabajadores, la razón, dice, de todo el conflicto que se vive en ese espacio cultural.

一Cecilia Minguër, la directora del MACO dijo que tu representante la había visitado en el mes de Diciembre para presentarle el dossier  y le manifestó que una parte de los ingresos por la venta de la obra, podrían ser para pagar parte de los salarios en deuda. Pero explicó que ese mecanismo no está permitido en el Museo.

一Sí, le ofrecimos apoyo, pero no le pudimos decir una cantidad porque no sabemos cómo está el tema exactamente. Pero sí, le ofrecí la exposición para que pudiera apoyar el tema pendiente. Si lo pensamos bien, durante la pandemia es urgente, todos los trabajadores tienen necesidades y seguramente hay otras personas que dependen de esos salarios. Pero no estaba hablando de vender la obra en el Museo, porque al menos en el MACO no vende obra.

Durante la charla Aragón admite que posteriormente se acercó a los integrantes de la Asociación Amigos del MACO, quienes tienen el comodato del inmueble.

一Me reuní con ellos. Están trabajando en renovar el patronato, quieren invitar a más generaciones. Pero no he visto a todos los amigos del MACO, tal vez están ocupados. En algún momento me atrevía a preguntar dónde están todos.

一Pero ¿tú hablaste con ellos y te dieron la autorización para exponer?

一Ellos tienen el comodato del espacio y son las figuras legales, es decir son los responsables directamente del Museo y en este caso pues son como los patrones. La Dirección y todo el personal trabaja de alguna manera para la comunidad. Están a cargo del lugar para mantener esa figura de no ser totalmente independiente, pero tampoco un museo del Gobierno. Viendo esas figuras legales y si hay un tema contable por resolver con la Seculta… el tema está ahí. Por eso creo que se está llevando a la arena pública todo esto, porque se podría resolver legalmente.

一Amigos del MACO asegura que la Dirección no entregó a tiempo los informes para que se gestionarán nuevamente los recursos ante el gobierno estatal. La Directiva declara que se entregaron pero no fueron admitidos por la Secretaría de Cultura y las Artes, entre otras razones, por un cambio en la titularidad de la dependencia y el no querer asumir las acciones que autorizó la administración de Adriana Aguilar, la exsecretaria.

一Pero el tema ahí (en el museo) parece ser contable. Si hubiera disposición de resolver el problema ya se hubiera resuelto, pero requiere capacidad de gestión, de administración y de voluntad. Un lugar como el MACO tiene la posibilidad de gestionar recursos. Tal vez todos tienen responsabilidades, no lo sé. Pero lo importante es la voluntad, necesitan dialogar, hacer reuniones apropiadas.

También me parece que hay un tema de victimización hablar de agresiones constantemente, no creo que estas personas (la Mesa Directiva de la AC) sean violentas. Tal vez tienen su carácter, pero no creo que agredan al personal. Insisto, creo que hace falta más diálogo, más acercamiento y la intención de las dos partes de resolver.

Y sí me acerqué anteriormente y a ellos (los integrantes de la AC) los contacté por eso, para aclarar esa situación, porque he estado en la total disposición y de manera neutral. Mandé cartas, primero al Maco porque vi la manta en su edificio y pensé que había que apoyar. Pero paso el tiempo y vi que no hubo respuesta. Así fue que  mandé cartas a los Amigos y ellos respondieron.

De mi parte, lo que quiero reiterar a los trabajadores y a la comunidad es que mi intención es honesta.

一Pero, entonces… ¿los Amigos del MACO si dieron autorización para tu exposición y un supuesto homenaje a Toledo?

Eran las primeras ideas. Pero sabemos que a Toledo no le gustaban los homenajes. Tal vez se podría reunir una colección de las disciplinas que él trabajaba. Si quisiera la familia, claro, porque juegan un papel importante.

El tema central es que se gestionó una exposición itinerante en Europa de muchísima obra, cinco contenderos de obra, entre óleos, instalaciones, escultura monumental. Es muchísima obra. Para eso se gestionaron recursos, para enviarlos a Europa con el seguro que se requiere. Pero por la pandemia todo se frenó y ahora que sucede esto en el MACO, pienso, ya que tenemos todo esto encaminado, se puede  canalizar a resolver de los adeudos con los recursos gestionados para la exposición, si le dan cabida en el MACO. Yo puedo justificar que ese recurso sirve para apoyar el problema, pero no puede ser solo el recurso, porque también yo tengo que comprobar. No soy un tipo ricachón, ni pudiente que pudiera decir, yo les pago sus salarios.

一Otro tema era es la propia agenda o calendario del Museo.

一He visto comentarios, pero quiero aclarar que no quiero interferir en la agenda del museo. No se exige que la exposición sea ya. El apoyo es de verdad. También sé que no es una galería. La intención es compartir algo de alto nivel a la comunidad de Oaxaca.

一¿Cuál es tu propuesta, cuántas piezas se expondrían ahí?

Son cerca de 500 piezas, obviamente se haría un trabajo de Museografía, dependiendo del espacio que me den, el momento que ellos decidan. Además yo podría donar obra. También estamos tratando de enviar los dossier a un museo de Mérida, sin embargo ahorita la atención está enfocada con el MACO, pero es necesario que haya disposición de ambas partes. En fin, creo que ha faltado comunicación. La intención no es inocente ni es en mala onda.

IMG-20210129-WA0011

Asociación Amigos del MACO intenta destituir a directora y tomar inmueble sin saldar adeudo con el personal

Sin una notificación oficial previa, y sin resolver el adeudo de nueve meses de sueldo que tiene con la plantilla laboral, integrantes de la Mesa Directiva de la Asociación Amigos del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) intentaron tomar este jueves la Dirección de este espacio museístico ubicado en el Centro Histórico de la capital.

El presidente de la asociación, el artista Rubén Leyva, llegó al Museo acompañado de Osvaldo Mendoza exjefe de la Unidad Administrativa de Seculta en la administración de Adriana Aguilar, José Luis Bustamante y Mayela Audelo 一integrante y tesorera de la Asociación Civil, respectivamente一  para tomar posesión de la Dirección “de manera irregular”, comentaron trabajadores.

“Llegaron de improviso y solo dijeron: “venimos a la entrega del Museo”. Sobre la deuda de nueve meses de salarios, solo mencionaron que posteriormente habrá comunicación con nosotros para resolver el problema. Pero hemos tenido ya varias reuniones en las que han tenido la posibilidad de dar una respuesta y no lo han hecho”, declaró el personal, integrado por 19 trabajadores.

La visita se da un día después de la comparecencia de Cecilia Mingüer, en calidad de ciudadana, ante la Defensoría de  Derechos Humanos a donde acudió a manifestar las limitaciones de las que estaba siendo objeto por parte de la Secretaría de las Culturas y las Artes del estado.

Mingüer y Erika Lili Díaz, su asesora jurídica, explicaron que la Seculta, dependencia de la que el MACO recibe presupuesto anualmente,  se ha negado a recibir los informes correspondientes a la comprobación de los gastos de 2019  y con ello limita la posibilidad de trabajo de la primera.

“Lo que manifiestan ellos (Seculta) para no asignar nuevamente presupuesto es que tenemos un pendiente por comprobar, pero esos documentos ya pasaron por Contraloría,  por la Secretaría de Administración y la propia Seculta, en ese tiempo bajo la titularidad de Adriana Aguilar, ya todos revisaron e hicieron sus observaciones, pero hasta ahora no lo han firmado de recibido”, declaró Mingüer.

La abogada Erika Lili explica que, por todo lo anterior, la Defensoría levantó un cuaderno de antecedentes 一no una queja一y citó a comparecer a un representante de la Seculta para abordar el asunto, tratar de conciliar  y resolver el problema.  A la cita llegó el subsecretario de Cultura Omar Adrián Heredia Mariche, sin embargo no participó de la audiencia con el argumento de que había recibido un escrito donde se le notificaba que Mingüer ya no fungía como directora, aunque ella estaba ahí en su calidad de ciudadana.

“No quiso dialogar. Todo  viene de un mero trámite, nadie quiere recibir el documento, ni la Oficialía de Partes. Es incorrecto porque si llegó tenía que participar, esa es su labor como funcionario” comenta.

El escrito al que hace referencia 一según la abogada一 es un documento no oficial, sin sello y del cual no tiene conocimiento Cecilia Mingüer ni el personal que labora en el Museo.

Para aclarar la problemática buscamos a los integrantes de la Asociación, quienes  ayer ante la presencia de la prensa salieron rápidamente del inmueble que alberga el MACO. Hasta hoy no han respondido a las llamadas.

Fuentes cercanas a la Asociación Civil, de las que se omite su nombre por seguridad, comentan que el argumento de sus integrantes para la destitución de la Directora es por su inadecuado desempeño en la administración.

El personal habla de la posibilidad de que la Asociación Amigos del MACO dé por terminado el comodato que tiene del inmueble y lo deje en manos del Gobierno del estado, sin que haya claridad sobre el destino del Museo y sin tomar en cuenta los derechos laborales de más de 19 personas que han sostenido las labores de ese espacio, el cual ha albergado el arte contemporáneo durante casi tres décadas.

MACOportada

Exhibe MACO memoria visual de Oaxaca

Rocío Flores/Foto: Carmen Pacheco

OAXACA, Oax.  Como una manera de mostrar el Oaxaca que hemos sido y lo que somos, el Museo de Arte Contemporáneo exhibe la muestra Archivos de video comunitario de Oaxaca, una memoria visual que evidencia algunas manifestaciones históricas y artísticas desde las comunidades.

La exhibición busca descentralizar la mirada sobre la producción audiovisual, generalmente (aunque no exclusivamente) enfocada hacia los espacios urbanos y reconocer el esfuerzo de documentación que desde hace más de 30 años se realiza desde los pueblos del estado.

Archivos de video comunitario de Oaxaca  es un conjunto de producciones de habitantes de las culturas chinantecas, zapotecas, mixes, ikoots, entre otras, grabadas desde los 70 en filmes y posteriormente en los 80 y 90 en video análogo. También imágenes de  video digital de inicios del siglo XXI.

Los creadores se organizaron a través de colectivos u organizaciones y se apropiaron de las herramientas tecnológicas de ese tiempo para registrar sus intereses, además de reflexionar la vida en sus diversas manifestaciones, desde una conciencia comunitaria.

[quote]“En los años 80, nosotras (un grupo de mujeres artesanas) tuvimos la oportunidad de hacer un documental con el apoyo del Instituto Nacional Indigenista. Fuimos las primeras mujeres en cargar sobre nuestros hombros las cámaras. Se ve mal, decían nuestros compañeros, tuvimos muchos problemas, pero lo iniciamos con la idea de darle vida a nuestras piezas, porque tal vez para quienes las vean no hablan, no caminan, pero para nosotras tienen vida. Nos proporcionaron las cámaras y nos dieron la oportunidad de expresarnos. Quizá la juventud no sabe sobre el pasado, pero ahí se ve”[/quote]

Teófila Palafox, artesana y creadora ikoot de San Mateo del Mar.

La propuesta visual, bajo la curaduría de Oliver Martínez Kandt, cuestiona las prácticas mediáticas hegemónicas que han desplazado las imágenes de estos pueblos y culturas. “Evidencia paradigmas dominantes y procesos de apropiación comunitaria, de alguna manera se “renegocia” la visualidad como un ejercicio de autonomía de los pueblos”, expone el curador.

La motivación de Martínez Kandt para investigar y seleccionar estos videos, es realizar un aporte al proceso tan largo que ha significado que estas sigan formando visiones de cómo ha sido el recorrido y la historia de sus luchas.

También celebrar la obra de estos oaxaqueños y oaxaqueñas que, desde la autogestión o con el apoyo de algunas instituciones de esa época, se convirtieron en realizadores, creadores o archivistas de videos y visibilizar los esfuerzos para conservar el patrimonio visual de todos los habitantes del estado.

Para el Museo  de Arte Contemporáneo 一explica la directora Cecilia Mingüer一 es importante reunir la información que hay en otros espacios, mostrar el registro que ellos mismos hicieron, lo que ellos querían que se grabara, como una memoria visual de los que hemos sido y somos como pueblos.

Algunos creadores participantes exponen que ven en esta muestra la posibilidad de integrarnos como un solo estado. “Es importante que se sepa que lo que hay en los pueblos no solo es de los pueblos, es de todos, que todos  formamos parte”, dice Federica Díaz.

Teofila1

La muestra está en el MACO hasta el 6 de abril/ Foto: Ojo de Agua Comunicación.

 

En su papel de curador, Oliver Martínez Kandt resume que en el caso del video comunitario en la entidad, éste caminó a la par con el videoarte nacional, aunque con sus intereses propios, que a la fecha demuestran una fuerza colectiva que sigue contribuyendo al tejido comunitario.

De manera personal comenta que a través de estos materiales ha conocido la riqueza cultural del estado, los valores de la comunidad originados desde el respeto con el entorno, las tradiciones y el bienestar común. En este aspecto,  reflexiona: «Tal vez es momento de sumar esfuerzos, para tener claros los procesos que nos antecedieron y para seguir formando comunidad entre generaciones y disciplinas, ante situaciones que ponen en riesgo la autodeterminación del territorio, sus recursos, la cultura, la lengua, el medio ambiente, la autosuficiencia y la organización comunitaria”.

Meditation

Reinicia en Oaxaca ciclo de meditaciones guiadas por sonidos

Meditatio Sonus se realizará durante ocho domingos en el MACO

Rocío Flores

OAXACA, Oax.  El Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) inició este domingo un nuevo ciclo de arte sonoro con métodos experimentales y místicos.

Se trata de Meditatio Sonus una práctica de meditaciones guiadas por sonidos cuyo objetivo es la escucha profunda y la atención plena de las personas participantes.

El proyecto es de los artistas mexicanos Arcángel Constantini y Marcela Armas y surge como un espacio para investigar el potencial del fenómeno sonoro desde el campo del arte y propiciar estados no ordinarios de la conciencia.

Ambos hacen una selección de artistas que se concentran en las experiencias acústicas y las frecuencias energéticas, a quienes se les invita a generar nuevas propuestas.

Platicamos con Arcángel Constantini. Él es artista transdisciplinario, coleccionista de tecnologías, quien influenciado por los procesos fortuitos y caóticos de la gran Ciudad de México en la que vive, propone a los participantes hacer una pausa  y explorar en las propuestas experimentales de los invitados a este ciclo.

[quote]“Aunque no solo es una sesión de escucha, es una meditación colectiva. Estas prácticas son milenarias, aquí lo que proponemos es que se llegue a un estado de conciencia guiándose por los sonidos, que se focalicen en la luz y sombra, en los matices del sonido, en el aquí y ahora”.[/quote]

Constantini explica que en esta etapa participan artistas que realizar una investigación sobre procesos tecnológicos análogos o digitales, su relación con la mente y la percepción del tiempo-espacio, quienes van interpretando  en vivo piezas sonoras producidas exprofeso para estas sesiones que se realizarán durante ocho domingos en el MACO.

El pasado domingo 4 de agosto, Ricardo Arias (Bogotá, 1965) músico experimental y artista sonoro,  quien enfocó su trabajo en el uso de instrumentos y fuentes de sonido no convencionales, propuso dos tipos de sonido, uno al que llama  liso y otro rugoso.

El primero son sonidos continuos, constantes. El segundo es un conjunto de sonidos cambiantes que se perciben como una  sola “textura”.

“Queremos provocarlos, que le encuentren interés a estos estados de conciencia, es una meditación activa, hay que enfocar nuestra atención. Fundamentalmente planteamos no atender a la mente, no es ponerla en blanco sino simplemente dejar de atenderla”, apuntó Arcángel.

Este es el séptimo ciclo del programa, el tercero en Oaxaca, detalló el artista y coordinador de este proyecto. “Hay un número de personas que han  venido constantemente  a todos los ciclos, y justamente se trata de eso, de hacer comunidad. Buscamos que cualquier pueda hacerlo, es para todo público”.

“Para participar en Meditatio Sonus no se requiere haber meditado antes, simplemente estar ahí debajo de los grandes árboles del patio del MACO. Meditar hace que tu vida sea más viva, más atenta, que las percibas”, sugirió el artista.

Cada ciclo se compone de ocho sesiones dominicales, las cuales inician a las 11 de la mañana. Todas son gratuitas. Durante las siguientes participarán Vicente Rojo Cama el 11 de agosto; Rodrigo Zárate el 18 de agosto, Aketzali Rueda el 25 de agosto, Bernhard Rhen el 1 de septiembre, Ana Paula Santana el 8 de septiembre, Rodrigo Sigal el 15 de septiembre y Gilberto Esparza el 22 de ese mismo mes.

variación

Muestra el MACO grabado contemporáneo japonés

Rocío Flores

OAXACA, Oax. La historia del grabado japonés es única y particular. De acuerdo con la  Fundación Japón en México, muchos  artistas, principalmente pintores, utilizaron este medio en la década de los 70 para expandir su rango de expresión en el arte contemporáneo logrando piezas relevantes en el mundo del arte.

A diferencia de Europa, donde los grabadores también hacen escultura o pintura, en Japón, los grabadores se especializaban en esta técnica. Incluso el movimiento artístico Sōsaku-hanga de principios del siglo XX, destacó al artista como el único creador motivado por un deseo de autoexpresión. Los artistas, tallaban  y realizaban todo el proceso de impresión por ellos mismos.

[quote]Sin embargo a partir de los años 50, algunos pintores comenzaron a hacer grabados como una variación a su medio de expresión. Al principio fue más experimental, pero el trabajo de estos artistas se fue expandiendo hasta la década de los 70, cuando se dio de manera más libre, según cuenta el subdirector de la Fundación Japón en México, Shuhei Yoshimura.[/quote]

Una muestra de lo anterior se exhibe en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO)  bajo el título de Variación y Autonomía y busca animar a los espectadores a reconsiderar la historia del grabado japonés contemporáneo.

En este espacio museístico, ubicado en el centro de la ciudad,  se pueden observar 42 piezas de 10 artistas, entre ellos Masanari  Murai, uno de los pioneros del arte abstracto en Japón.

Variación y Autonomía exhibe el arte de Yayoi Kusama, Tomoharu Murakami, Masanari Murai, Toshinobu Onosato, Yasukazu Tabuchi, Natsuyuki Nakanishi, Hitoshi, Nakazato, Naoyoshi Hikosaka, Kosai Hori y Toeko Tatsuno, seleccionadas por Kyoji Takizawa, curador del Museo de Artes Gráficas de la Ciudad de Machida– Tokyo.

En lugar de centrarse en los grabadores reconocidos o especialistas. o que se consideran determinantes en la historia de los grabados japoneses contemporáneos, la exposición trata sobre las obras de pintores que inspiraron las tendencias del arte contemporáneo, proponiendo así un replanteamiento de la historia.

Igual que en Japón, en Oaxaca los artistas jóvenes utilizaron esta técnica para plasmar sus cosmovisiones y ampliaron sus expresiones artísticas a través del grabado;  en esta misma década (1974) se dio la separación del Taller de Gráfica de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Benito de Juárez de Oaxaca.

Por ello, ver la muestra de estos peintre graveurs (pintores grabadores) permite una comprensión genuina del grabado contemporáneo en Japón y al mismo tiempo abre la posibilidad de reflexionar sobre el que se realiza en Oaxaca en la actualidad, sugiere el MACO.

La exposición es itinerante, desde su creación en 2006, se ha expuesto en más de 12 ciudades del continente americano, en recintos como el Museo Nacional de Bellas Artes de Argentina, el Museo de Arte Contemporáneo de Panamá, la Fundación Texo para el Arte Contemporáneo en Paraguay, entre otros.

En Oaxaca permanecerá hasta el 15 de septiembre de 2019, de miércoles a domingo de 10:30 a 20:00 horas.

Variación y autonomía: Grabados de pintores japoneses contemporáneos permanecerá en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca hasta el domingo 15 de septiembre de 2019, de miércoles a domingo de 10:30 a 20:00 horas.

Variación y autonomía: Grabados de pintores japoneses contemporáneos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Kumantuk, otra visión de la cultura mixe

Rocío Flores

OAXACA, Oax. Por lo general lo que se conoce sobre las culturas de Oaxaca son interpretaciones que han pasado por la mirada de un investigador ajeno a la comunidad, considera Facundo Vargas (Kunt), arqueólogo y músico, originario de Santa María Tlahuitoltepec.

Kunt expone que esas personas que vienen de fuera son quienes van definiendo cuales son los lugares funcionales y realizando interpretaciones de las culturas, de cómo fuimos o cómo somos, “lo cual es válido”, aclara. Sin embargo, opina que también hay que dar oportunidad de proponer otras miradas.

Lo que sucede 一explica一 es que la mayoría de los investigadores van cambiando, porque sus interpretaciones generalmente tienen que ver más con lo material, no investigan la tradición oral, ni a la gente, ni los paisajes sonoros.

Por esta razón, el músico y arqueólogo diseñó un sitio arqueológico llamado Kumantuk, que data de hace 10 000 a. C a 5 000 años a. C. con la idea de replantear una zona antigua desde la mirada de un mixe, reflexionar y poder buscar nuestros criterios, revalorar lo que somos, de dónde venimos y porqué estamos acá.

“El invento de este sitio arqueológico puede tener tanta validez como cualquier otra interpretación del pasado y el presente”, dice el músico, y detalla que ese espacio pertenece a la cultura protomixe zoque.

Kumantuk (seres con la capacidad de quitarse e intercambiarse las cabezas entre sí) es una instalación sonora que expone en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO). En ésta, fusiona los conocimientos de la arqueología con su ser mixe y músico.

La instalación es básicamente una crítica a la arqueología, que con los años va modificando las interpretaciones de acuerdo a realidades propias. Kumantuk son sonidos del campo mezclados con registros de la realidad cotidiana que se vive en la comunidad de Santa María Tlahuitoltepec.

“No es esa idea romántica de la música prehispánica, son los sonidos actuales de la cultura mixe, lluvias, aire, sonidos de la vida cotidiana, efectos de trombón, música de los funerales, incluso los de Semana Santa, lo que hoy en día es Tlahuitoltepec”, enfatiza Kunt, también integrante de Ensamble Kafka y la agrupación Los Pream.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

La instalación es también una propuesta para mirar cómo sería un sitio arqueológico y una cultura sin un investigador de por medio. “Porque en la escuela nos enseñan a mirar el presente y el pasado desde una visión eurocéntrica, desde la mirada de los europeos. De los mixes solo nos enseñan media cuartilla y una ilustración. Nos van delineando a partir de cómo quieren que entendamos la vida”, suelta Facundo.

[quote]“Todo el tiempo citamos de afuera, aunque la gente es aquí cita a los griegos, a cualquiera de afuera, pero nadie dice ‘como diría mi abuelo o  ‘el sabio del pueblo’, etc. Todo es desde afuera”, reitera.[/quote]

Kunt admite que es más músico que arqueólogo, pero reconoce que esa profesión le ayudó a entender su origen, a reflexionar y a establecer nuevos criterios para mirar lo que somos. «Esta propuesta es eso, mostrar quienes somos de adentro hacia afuera».

Facundo plantea que se puede vivir lo contemporánea pero siempre es necesario mirar atrás; valorar el pasado para resignificar el presente.

Comenta que estudiar Arqueología le hizo ver las cosas de otro modo, entender su idioma y el conocimiento que existía en nuestras comunidades. Facundo asegura que el conocimiento del mundo también está entre la gente que vive en nuestros pueblos de Oaxaca, porque ellos entienden los ciclos de la vida. Trabajan con la tierra y es ahí donde se entiende, a diferencia de las ciudades solemos ser más distantes.

«Aquí entiendes el proceso de una planta, en qué temporadas salen animales y eso genera mucha conciencia, por eso aquí le hablamos a los árboles, a la lluvia y por eso los rituales, aunque aparentemente no pasa nada, funciona porque todo es energía. La gente que estudia cree que sabe más de la vida, pero no siempre es así, hay otras realidades», apunta.

Antes, el entrevistado confiesa que su objetivo era ser un skate. Su idea era venir a la ciudad, pero le dijeron que tenía que estudiar y decidió casi de manera intuitiva estudiar arqueología en Veracruz . “También es increíble lo que puede decir una cerámica, una piedra … ¡es un viaje, es como la música!»  dice y evidencia en su rostro su pasión por este arte.

Kumantuk forma parte del segundo ciclo de intervenciones sonoras Xëmaapyë (Los contadores del día) y se expone en el MACO durante el mes de abril.