Browsing Tag

México

adicción-a-los-videojuegos-generacionxbox

México, primer consumidor de videojuegos en América Latina

Redacción

OAXACA, Oax. México es el primer consumidor de videojuegos en América Latina, y en el ámbito mundial ocupa el lugar número 12. Son un fenómeno importante en el país, pues se estima que la mitad de la población los utiliza, y aunque son un espacio de anunciantes de comida chatarra, también podrían ser una herramienta para incitar hábitos saludables, afirmaron expertos de la UNAM.

Adolfo Gracia Vázquez y Emmanuel Galicia Martínez, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), indicaron que en el territorio nacional el mayor punto de consumo es a través de la red, por lo que la migración de medios tradicionales a streaming (transmisión en directo) cobra cada vez mayor relevancia, sobre todo en espacios de juego y entre anunciantes de comida con bajo valor nutritivo.

Las empresas, en particular de alimentos chatarra, encuentran en los videojuegos una manera de comunicarse con nuevos públicos y de generar contenido, pues generalmente estos productos se relacionan con la felicidad.

Dentro de un videojuego, la publicidad aparece constantemente con promociones y descuentos, y para pasar a otro nivel se debe observar un video; también hay anuncios en torneos de videojugadores o mediante influencers, que transmiten en vivo sus partidas y hacen comerciales.

“Hay una serie de elementos que contribuyen a esta situación: vivimos en una sociedad consumista, en la que tener más se refleja en los hábitos alimenticios. Además, hay un cambio de consumo de medios: la gente pasa horas frente a las pantallas y en las redes sociales, y cada vez más se suman a la digitalización”, dijo Gracia Vázquez.

No obstante, precisó Galicia Martínez, los videojuegos pueden adaptarse para fomentar hábitos saludables por medio de la realidad aumentada; algunos, por ejemplo, motivan a los usuarios a tener actividad física y social.

videojuegos-mexico

Deportistas electrónicos

No todos los videojuegos son malos, y de los que más llaman la atención son los deportes electrónicos. Los torneos por este medio atraen a muchos usuarios y constituyen uno de los negocios más importantes y de mayor crecimiento en este ámbito.

En esa práctica competitiva no participan deportistas tradicionales, sino electrónicos, que pueden ser niños o jóvenes que manejan bien un videojuego, lo que les otorga un pase para contender en un escenario mundial, destacaron los académicos.

En esa tendencia se piensa en un videojuego como un deporte, y los anuncios van en función de que los deportistas electrónicos se alimenten al igual que los de la vida real.

Científicos estadunidenses hicieron un estudio con 46 niños de entre 10 y 12 años; un grupo accedió a videojuegos que implicaban movimiento y otro se quedó sentado frente a la pantalla. El primer equipo redujo su masa corporal en tres por ciento y su colesterol en siete por ciento, mientras que el segundo los elevó. Partiendo de estos resultados, en México podríamos usar los videojuegos para controlar y manejar la obesidad en niños, propusieron.

Combate a la obesidad infantil

Para entender la publicidad actual deben observarse las regulaciones de los anunciantes. “La Organización Mundial de la Salud implementó dos normas: una en 2010, en la que se emite una serie de recomendaciones para la producción de alimentos y bebidas alcohólicas ante la tendencia de la obesidad en el orbe. En otra, se reglamentó el consumo de bebidas alcohólicas y la elaboración de alimentos de bajo contenido nutritivo”, refirió Gracia Vázquez.

En ese sentido, resaltó Galicia Martínez, México generó protocolos y medidas para atacar la obesidad infantil, como regular la exposición y transmisión de anuncios de comida chatarra en televisión y radio. Además, tomar medidas en cuanto al gramaje de estos productos, pues la disminución de la cantidad no implica menos calorías.

Hay una íntima relación entre la publicidad, las marcas de alimentos chatarra y los videojuegos posicionada como una nueva estrategia publicitaria. Por ello, los padres deben supervisar constantemente a sus hijos, sobre todo cuando se trata de su salud, concluyeron.

 

Fuente: UNAM

LENGUAS-INDIGENAS

Con 39 proyectos buscan preservar 14 lenguas en México

El Fonca busca preservar 14 lenguas provenientes de siete familias lingüísticas pertenecientes a 11 estados, entre ellos Oaxaca

Redacción

OAXACA, Oax.  El Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) dio a conocer los 39 proyectos seleccionados de las convocatorias Artes Verbales de Lenguas Indígenas Nacionales en Riesgo de Desaparición y Músicos Tradicionales, cuya finalidad es impulsar y visibilizar las tradiciones culturales que enriquecen y dan identidad al país.

El jurado de Artes Verbales apoyó 19 proyectos en 14 lenguas provenientes de siete familias lingüísticas con muy pocos hablantes vivos pertenecientes a 11 estados. Esta es la primera vez que se abre dicha convocatoria, que se realiza con el Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas (INALI), en el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

En un comunicado, se informó que se llevarán a cabo compilaciones y monografías sobre elementos que expresen la memoria y las formas de entender el mundo de los pueblos originarios, biografías de vida de quienes han sido portadores de dichas lenguas y se harán registros de expresiones orales en las que se engloban cantos, cuentos, adivinanzas, juegos y narraciones, entre otros.

Las lenguas que se busca preservar son: kumiai y cucapá de la familia cochimí-yumana, de Baja California; popoloca de Puebla, tlahuica del Estado de México, chocholteco de Oaxaca que pertenecen a la familia oto-mangue, el ixil de Campeche y Quintana Roo y lacandón de Chiapas, ambos del idioma maya; así como el ayapaneco, de Tabasco, oluteco y texistepequeño de Veracruz, estos últimos de la familia mixe-zoque, chontal de Oaxaca; seri de Sonora y las lenguas pima y guarijío de Chihuahua y Sonora, ambas de la familia yuto-nahua.

Respecto de la convocatoria Músicos Tradicionales, se indicó que el corrido, el son huasteco, chilena, fusión, trova, jalisciense, polka y vals son algunos de los géneros musicales que conforman los 20 proyectos que se apoyarán mediante la convocatoria 2019, que tiene como objetivo preservar, fortalecer y fomentar la difusión de la música tradicional mexicana en sus diferentes géneros.

En esta edición se impulsará a compositores, intérpretes y grupos, provenientes de los estados de Guerrero, Michoacán, Morelos, Oaxaca, San Luis Potosí y Veracruz, entre otros, quienes con su obra mantienen vigentes los vínculos con la tradición musical mexicana reinterpretándola, renovándola y enriqueciéndola; pronto podrá escucharse la composición de música instrumental purépecha, la composición de 24 piezas traducidas a las lenguas originarias guerrerenses; y la interpretación en son huasteco de versos rescatados de las cantinas y restaurantes populares.

muerte materna

Muerte materna, segunda causa de defunciones entre mujeres adolescentes

Redacción OAXACA, Oax. Oaxaca es uno de los estados del país que reporta las tasas más elevadas de embarazos en adolescentes y jóvenes, una problemática asociada a la incidencia de muertes maternas, la segunda causa de defunción entre adolescentes de 15 a 19 años de edad en el país. De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud a nivel federal y estatal, el Grupo de estudios sobre la mujer (Gesmujer) Rosario Castellanos reporta que el 31.3 por ciento de mujeres (por cada cien mil nacidos vivos) mueren en el estado; en el año 2018, 35 oaxaqueñas murieron por esta causa y  21 en el 2019. Ante esta realidad y con la finalidad de incidir en esta problemática, este jueves 14 de noviembre Ges Mujer realizará el foro «Promoviendo los derechos sexuales y reproductivos de niñas, niños y adolescentes» en los cuales se abordarán temas como las costumbres sociales y culturales de comunidades que promueven una edad más joven para casarse y para la maternidad. Lo anterior, debido a que, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Derechos de las Mujeres Indígenas, el 68.5 por ciento de las jóvenes indígenas de Oaxaca se casan entre los 9 y los 19 años, y otro 26 por ciento se casan a los 15 años o menos, cuando la edad promedio para el matrimonio en la población mexicana es de 21.8 años, según datos de 2013. También se considera el tema de la prevalencia del machismo, las inequidades de género y la presencia de la violencia en la vida de las mujeres, como temas necesarios. La propuesta de GesMujer plantea la perspectiva de género, un enfoque intercultural y una visión de inclusión de los hombres desde las nuevas masculinidades, lo que, consideran, permitirá visibilizar la problemática y las alternativas de intervención de una manera integral. El foro está dirigido a funcionarias y funcionarios de la administración pública local que brindan atención a niñas, niños y adolescentes. Este  foro será un espacio de diálogo e intercambio de conocimientos y experiencias, donde especialistas de diferentes disciplinas abordarán aspectos relacionados con los factores de riesgo como predisponentes al embarazo adolescente, con el objetivo de generar un análisis que motive a las  personas participantes a sumar esfuerzos a favor de los derechos de niñas, niños, adolescentes, con énfasis en los derechos sexuales y reproductivos. El objetivo, explicó el organismo en un comunicado, es identificar las barreras de acceso culturales, económicas, geográficas e institucionales que obstaculizan el ejercicio pleno de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Las participantes tendrán la oportunidad de generar propuestas de estrategias coordinadas que favorezcan el desarrollo humano, el diseño de un Proyecto de Vida y la Prevención del embarazo entre personas de 10 a 19 años, detalla el Gesmujer sobre el foro que se llevará a cabo en el Hotel Oaxaca Real, en el Centro Histórico de esta ciudad, a partir de las 10:00 horas de este jueves 14 de noviembre y concluirá a las 14:00 horas.
MeToo

#MeToo rompió el ‘pacto de silencio’

OAXACA, Oax. Reconocer y enunciar las violencias que sufren las mujeres no es cosa fácil, sobre todo si han sido normalizadas históricamente, de ahí la importancia del #MeToo, movimiento de denuncia sobre acoso y abuso sexual que resurgió en México y en Oaxaca hace un par de semanas, señala Charlynne Curiel, antropóloga social y profesora del Instituto de Investigaciones de la UABJO.

Es una nueva ética de acompañarse y tiene como objetivo que las denunciantes se den cuenta que no son responsables de ese acto”:Charlynne Curiel, docente de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

En Oaxaca algunas acusaciones se publicaron en la página de Facebook Marea Verde Oaxaca, pero fueron pocas y  varias optaron denunciar en  #MeToo Oaxaca cuando se creó, refiere Betzabé Peralta Reyes, psicóloga e integrante del Movimiento Marea Verde Oaxaca.

Betzabé menciona que en el estado no hay una forma de denuncia digna, por eso muchas deciden seguir la estrategia del #Metoo. Cuando van a las fiscalías a denunciar, la respuesta es falta de interés de las autoridades, cuestionamientos sobre ellas y no sobre los victimarios, es decir las revictimizan. “Van corriendo la voz y se sabe lo que sucede. Se crea una cultura de anti-denuncia”, apunta Betzabé.

#MeToo contra el pacto de silencio

Desde la perspectiva de la antropóloga Charlynne Curiel, la sociedad ve en las mujeres que denuncian abuso sexual algo como una traición, pues están rompiendo un acuerdo de silencio que históricamente ha mantenido al patriarcado en su lugar.

En la Academia a ese acuerdo o pacto le llaman el “derecho a no saber”, muy conveniente en la sociedad,  apunta Charlynne Curiel,  porque si se saben las cosas se tienen que reconocer y asumir la responsabilidad, lo cual implica hacer muchas cosas para cambiar la situación, pues deja de ser un tema entre dos personas, para volverse un problema social.

Las denuncias

La comunicadora feminista Anel Flores Cruz coincide con Charlynne en observar, que al ser una red social al alcance de todas las personas, Twitter se ha convertido en una plataforma de denuncia, ante la indiferencia de las instituciones y la omisión del Estado, un sistema de justicia fallido para atender este tipo de casos, situación que 一dicen一 debe rediseñarse para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia.

Recuerda que si bien algunas denuncias se hacen desde el anonimato no debería deslegitimarse ni el movimiento ni las acusaciones, debido a que no todas están protegidas, pueden perder trabajos, o están sujetas a la sanción social y los ataques a los no quieren verse expuestas.

Para muchas es complicado enfrentarse a un Ministerio Público, autoridades de una universidad o del trabajo, agrega. La comunicadora y conductora del programa ‘Feministas al aire’, destaca: en el movimiento #MeToo la sociedad es la interlocutora, no le está pidiendo nada al Estado, porque se ve la impunidad, no se garantiza la sanción por delitos sexuales.

Twitter y el #MeToo

Aunque el #MeToo es una herramienta de denuncia, o una alerta sobre lo que hizo un agresor, según la antropóloga de la UABJO, no es una estrategia para pensarse a largo plazo, pues tarde o temprano se va a desgastar o a perder legitimidad. Su propuesta es reflexionar socialmente sobre las estrategias que se han tenido que utilizar para terminar con estas violencias.

Anel agrega que el acoso sexual es un tema que la gente no quiere abordar, causa morbo, pero no va más allá en las reflexiones. Sin embargo, reconoce que las jóvenes están cansadas, tienen cero tolerancia a cualquier manifestación de abuso, y ahora lo pueden decir desde Twitter.

Un ejemplo es la denuncia anónima por abuso sexual que se presentó contra el integrante de la banda Botellita de Jerez Armando Vega Gil, a través del #MeTooMúsicosMexicanos, la cual logró ‘viralizarse’. Posteriormente el músico publicó una carta y se suicidó. En su mensaje pedía no culpar a nadie, pero la respuesta fue contra el movimiento y las denunciantes.

En esta reacción suceden dos cosas, explica Charlynne: la sanción contra las mujeres por la acusación y relacionarla con el suicidio. En su opinión, esto es una lectura rápida y fácil que sucede por  ignorancia cultivada, es decir por el desconocimiento de la realidad de las mujeres.

“Pensar en el #MeToo es también observar, si los hombres denunciados tienen una formación, incluso trabajan con perspectiva de género o escriben sobre la violencia contra las mujeres, es decir si en la academia, en el periodismo, la música y otras disciplinas las cosas están así, cómo estarán en otros ámbitos”, agrega la antropóloga a manera de conclusión.

¿Están los medios de comunicación a la altura del #Metoo?

Como especialista en temas de género y feminismo, Flores Cruz considera que los medios nacionales y locales no le dieron la intención política y social al movimiento.

Inicialmente no tuvo un impacto “porque no era vendible”, hasta que se dio el suicidio de Vega Gil.  Ese episodio se retomó a través de titulares que finalmente incidieron en responsabilizar al movimiento. “Los medios de comunicación no hicieron el trabajo de analizar el fenómeno”, determina.

Partera del Istmo

Partería, un derecho cultural y constitucional

Las parteras o guardianas de saberes piden reconocer legalmente su labor

El proceso del parto y el nacimiento pasó de ser entendido como un momento regido por la naturaleza, a ser visto como un evento peligroso que tiene que ser controlado por un sistema médico.

De acuerdo con un grupo de 45 parteras del país, fue en este contexto cuando las mujeres empezaron a ser acostadas para parir y la partería comenzó a enfrentar obstáculos que con el tiempo se han agudizado, al grado de considerar a las parteras como meros informantes en las instituciones de salud.

María de Jesús López Valenzuela, con 35 años de experiencia como partera tradicional en el norte de México, relata que el principal obstáculo es asociar la atención en clínicas y hospitales con la disminución de la muerte materna.

A esta premisa se suman parteras de diversas regiones de Oaxaca, quienes consideran que contrario a esa idea, la mortalidad materna en México ocurre mayoritariamente en las instituciones de salud, por lo que eliminar la partería no es una forma de reducir la mortalidad.

A pesar de eso, señalan que la desaparición gradual de la partería es una realidad que han enfrentado y, en los últimos años ha sido más rápida.

Durante el encuentro estatal sobre partería, realizado en la ciudad de Oaxaca esta semana, las parteras mencionaron la certificación profesional a través de las instituciones de salud como otro de los inconvenientes para realizar su trabajo en las comunidades, pues le quita validez a la trasmisión de los saberes que han heredado y transmitido de forma oral.

La negativa de las instituciones a darles los certificados de nacimiento para que las familias puedan registrar a sus bebés recién nacidos, la prohibición a usar plantas medicinales y prácticas tradicionales como el uso del rebozo y el temazcal, la presión sobre las autoridades municipales para que ya no se atiendan partos y se mande a las mujeres a un centro de salud, abonan también a la desaparición de la partería en el país, coincidieron.

La visión médica no reconoce la sabiduría de nuestra labor, dijo María Magdalena, partera de San Mateo del Mar. «En los cursos de capacitación nos dicen que lo que sabemos no tiene valor y nos enseñan a usar medicamentos que se ha demostrado que son peligrosos», abundó.

“En el parir no hay diferencia”, dice María de Jesús López Valenzuela. Por el contrario, la partería es una actividad en la que las mujeres pueden ejercer su derecho a elegir dónde, cómo y con quién parir.

Explica que el proceso de alumbramiento es diferente en un centro hospitalario, a prisa y con un tiempo limitado para observar o mimar al nuevo ser. En la partería se les da la bienvenida, desde el momento de nacer se le enseña a valorar lo que da la naturaleza a la vida en común.

«Lo acogemos, le hablamos, le decimos que viene a un mundo diferente de donde está y que se va a enfrentar a  responsabilidades: la principal es cuidar el planeta».

La madre es libre de caminar, salir, no le decimos quédate ahí acostada. También puede participar el padre, platicamos con ellos para guiarles, para que se sientan seguros, cuando van a una clínica hay temor, hay inseguridad, ellas mismas lo dicen. 

En la partería 一agrega一  se atiende todo el proceso de parto. Después del alumbramiento inicia un tratamiento con hierbas medicinales, se le da el acompañamiento a la mujer durante la cuarentena, se le enseña a vivir en conexión directa con su hijo y su familia, con la materia orgánica, la tierra, la vida y el universo.

Las parteras han visto nacer generación tras generación, coinciden integrantes de la organización Nueve Lunas y del Consejo de Abuelas Parteras del Saber Ancestral México. Son quienes transmiten las primeras señales de identidad a los nuevos integrantes de las comunidades y pueblos de Oaxaca, y del país, agregan algunas parteras de Valles Centrales,  Costa, Mixteca, Istmo y Sierra Norte de este estado.

Por ello, en colectivo hicieron un llamado a las instituciones municipales, estatales y nacionales a reconocer la partería como un derecho cultural establecido en el artículo segundo constitucional y a diseñar una estrategia nacional para proteger y fortalecer los saberes de los pueblos de Oaxaca y de otras partes del país.

A nivel legal piden se aplique el artículo 7 de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales, se modifiquen los artículos 64 bis de la Ley General de Salud que impone un sistema de capacitación medicalizado, y se reconozca la Ley de Medicina Tradicional del estado de Oaxaca, entre otras. A las mujeres piden confiar en la sabiduría ancestral que ha permanecido a lo largo de generaciones.

ANTONIU TUROK 1

Solo nos queda la memoria: Antonio Turok

 Soy un romántico, a lo mejor es un error, pero eso me ha funcionado en esta vida” : Antonio Turok (Ciudad de México en 1955)

Texto: Rocío Flores

Foto: Jorge Luis Plata

Documentalista y no fotoperiodista, así es como se define Antonio Turok, uno de los fotógrafos más importantes de México en la actualidad. Además de los conflictos armados en Nicaragua, Guatemala y las guerrillas de El Salvador, Turok documentó el levantamiento zapatista en Chiapas.

Así ha logrado construir un registro fundamental para entender las condiciones actuales en las comunidades indígenas del país.

En los años setenta, Turok se introdujo en la Selva Lacandona para fotografiar el zapatismo.  Aún no sabe o quizá prefiere no responder por qué ese interés en Chiapas, pero lo evidente es el respeto y una cierta fascinación por el mundo indígena. O lo que queda de éste.

Antonio Turok relató en entrevista parte de esa experiencia que ha documentado en cuatro décadas,  habló un poco del racismo, de una desarticulación sistemática que  observó en las comunidades, de cómo la religión, igual que en la Colonia,  ha sido clave en ese proceso.

Mencionó también la infiltración del narco y el impacto de un desarrollo “galopante” que hoy tiene a las comunidades resistiendo el despojo de sus tierras y de lo que vislumbra en este nuevo gobierno que parece obviar el respeto a las diferencias culturales.

De todo eso que  documentó y compartió un poco durante la charla, hay una memoria que, dice, es lo que más importa en su quehacer.

“Lo que yo hago no se puede hacer solo, la historia no se puede hacer sola, la memoria la hacemos todos, este es un trabajo colectivo”, dice el documentalista.

一¿Qué cree que ha pasado con las comunidades indígenas, en particular en Chiapas?

Por lo menos en Chiapas la desarticulación ha sido sistemática, la estrategia del Estado se ha  basado en un profundo racismo, eso ha dividido a la población de una manera terrible. Hoy es raro que en una comunidad veas a la gente vestida con su traje o ropa tradicional. Vas a San Juan Chamula y es un bastión oscuro de droga, carros robados, coyotes y enormes mansiones.

En mi último viaje, lo que noté es un crecimiento descomunal de iglesias evangélicas. Ese es el fin, ahí no hay vuelta para atrás一sentencia.

El fotógrafo piensa que la introducción de esta Iglesia se ha debido hasta cierto punto al olvido institucional.

一Hubo fallas de mucha índole. Este fenómeno fue atractivo, primero porque los alejó del alcohol, para las mujeres ha sido un gran avance y han estado dispuestas a dejar los panteones, a los abuelos, las milpas, porque vivían un estado de alcoholismo que era la muerte.

Muchas comunidades han sido abandonadas y están buscando sobrevivir. En el norte del país, expone a manera de comparación, los coras ¡olvídate de pensar que les interesa hacer sus máscaras!, son bastiones del narco,  ahí éste ha entrado y ha arrasado, y los jóvenes parecen felices con su troca.

Durante la Conquista fue  muy difícil que entraran los españoles, pero ahora han sido penetradas esas zonas. Fue una estrategia tanto de Estados Unidos como del mismo sector gobernante del país, había la idea de acabar con eso, era muy incómodo para ellos. Y esa siempre ha sido mi pregunta: por qué no aprovechar esa diversidad cultural. Hay una enorme sabiduría que se ha perdido, por qué atacarla de esa manera , por qué pensar que es un enemigo.

El documentalista admite que no entiende o no le ha interesado del todo el fenómeno, pero considera que hasta la fecha la ganona ha sido la Iglesia que ha invadido el territorio.  Aunque los proyectos de desarrollo también han puesto la mirada en esas tierras.

一¿Qué ha encontrado en ese mundo indígena, todavía percibe ese sentido de humanidad?

一Quisiera pensar como tú y tu pregunta, somos románticos, pero este país está muy lastimado, hay tantas carencias, yo no sé qué va a poder sobrevivir.

El fotógrafo recuerda que históricamente no hay ninguna cultura que no se haya influenciado por eventos exteriores, sin embargo, cuestiona el sentido global. Señala que no solo estamos frente a una posible extinción de las culturas, sino también del medio ambiente, de nuestras relaciones sociales, en las que cada vez hay menos tolerancia a lo que no es igual.

一Ahora vemos un gobierno que está basado en un desarrollismo y no en un respeto en las diferencias  culturales. Lo vemos en los recortes presupuestales de este nuevo gobierno, si de por sí eran pocos los recursos para estas comunidades, ahora todo puede estar peor. En campaña, Andrés Manuel López Obrador prometió que iba a apoyar a las comunidades, y aunque tengo una nube sobre qué significa eso, quiero darle la oportunidad.  Lo que  creo que puedo hacer es documentarlo y ver qué pasa, creo que es muy importante.

一¿Considera que con lo del tren maya se determinaría de algún modo lo que sigue con las demás poblaciones indígenas?

一López Obrador dice que no va a cortar un árbol.  No es cierto,  Campeche, Yucatán y Quintana Roo son reservas selváticas muy importantes y ni modo que no los vaya a afectar. Y luego,  en qué se van a beneficiar los pobladores,  de qué sirve que pase un trenecito lleno de gente gringa si  aquellos no tienen  agua potable ni  centros de salud ni una escuelita.

Eso me motiva a documentarlo, me dan ganas, aunque vea también la posibilidad de que otra vez sea más tristeza, pero eso es a lo que me dedico, al final de cuentas, mi pasión y mi participación mientras tenga vida, es documentar.  La esperanza no se acaba, el ave fénix volvió a levantarse, a lo mejor esto es parte de un proceso natural de cambio. Tal vez lo que habría de documentar es hacia dónde va.

Turok  dice que en sus respuestas quizá sea notoria cierta melancolía por ese mundo indígena “maravilloso y sabio” que él conoció y que sigue buscando, aunque cada vez lo encuentra menos, pero justifica su pasión. “Por lo menos queda el registro de que en algún momento existió”, dice parafraseando a aquel fotógrafo de National  Geographic que retrató los icebergs. Qué nos queda, el romanticismo, la memoria, resume el autor de La Fiesta y la rebelión, un libro que reúne más de un centenar de fotografías de su archivo de más de 60 mil negativos, obra que fue presentada recientemente en Oaxaca.

一¿Ya no es posible ver esta imágenes?

No. Yo he recorrido, he regresado a comunidades y ya no  distingues su historia.  Lo más dramático  es lo de  los grupos paramilitares que están entrando a las zonas zapatistas y los están masacrando. Dices: “¡no puede ser!”, pues los están castigando de una manera muy severa.

一¿Por pensar diferente?

一Sí, por tener otras aspiraciones. Tal vez por rescatar  lo que se puede, lo que debe ser una comunidad, trabajar en equipo, pero eso no solamente lo estamos notando en México, es un fenómeno mundial. Tuve la suerte de entrevistar a Rodolfo Stavenhagen, experto y relator especial para los Pueblos Indígenas de Naciones Unidas (desde 2001), fui de los últimos en entrevistarlo, y me explicaba que el  fenómeno antiindígena a nivel mundial es dramático, una crisis civilizatoria de mucha incertidumbre.

Sobre la experiencia del zapatismo y las imágenes en su libro, Turok dice que solo apostó a hacer lo que le gusta.

一Cuando llegaba a las comunidades indígenas allá en los setenta, nunca habían visto un hombre blanco y las mujeres agarraban a sus hijos y corrían. Ya no existe eso, ahora son otros los miedos, qué bueno que estuve ahí. Lo que mayor satisfacción me da es que una vez que dejaban el miedo y se rompía el hielo,  me decían “tómame la foto”, quiero ser parte de la historia, eso no lo cambio por nada. Encontré en las comunidades pobres más disposición para dejarse fotografiar.  

Quisiera comunicar el esfuerzo con el que hice este libro, es un ejemplo para regresar a los jóvenes la esperanza de que pueden hacer cosas. Si no hubiera este tipo de terquedad  y esta pasión se verían más perdidos de lo que están, hay que darles esperanza  de que se pueden hacer cosas todavía. Pienso en mi hija, quiero que se acuerde de que también el borracho de su papá hizo otras cosas. Soy un romántico, lo dije al principio de la entrevista y a lo mejor es un error, pero eso me ha funcionado. Mi próximo reto es hacer un recorrido sobre lo que va a ser el tren maya, porque va realizarse una destrucción y una invasión de territorio que uno quisiera pensar que será para el bien… pero dejemos que el trenecito nos lleve.

fb-img2-1024x683

México, el quinto país con más usuarios de Facebook en el mundo

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO. Con más de dos mil 100 millones de usuarios en el mundo, Facebook cumple 15 años de existencia, y México es el quinto país con más seguidores, con 85 millones.

Esta red social fundada el 4 de febrero de 2004, para “dar a la gente el poder de crear comunidades y acercar más al mundo”, cambió la forma de comunicarnos, señaló la Universidad Nacional Autónoma México (UNAM) en un boletín.

“Usada con libertad y responsabilidad, ésta, como cualquier otra red social, puede ser una estupenda herramienta; pero si se le usa indebidamente es un absurdo y un peligro”, afirmó el director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación, de la UNAM, Fabián Romo Zamudio.

Sumada a Internet y a los demás avances tecnológicos registrados en las últimas décadas, la red creada por Mark Zuckerberg cambió la manera de comunicarnos: ahora este proceso es más interactivo y se efectúa no sólo de los medios masivos a muchos individuos, sino de los individuos entre sí con otros grupos, explicó Gerardo Dorantes Aguilar, especialista en tecnologías de la información y comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS).

Lo criticable

La calidad de esta información es de sus aspectos más criticables, pues no se verifica lo se publica, como sucede en los medios masivos. “El problema no es que cualquier irresponsable diga algo, sino que la gente lo crea”, aseveró Romo Zamudio.

Lamentó que la tecnología y las redes avancen más rápido que la educación de la sociedad sobre su uso, pertinencia y revisión de contenidos. “Hay mucha información falsa, agresiva, de discriminación. Ha potenciado la comunicación, pero también actitudes o comportamientos no ideales para la sociedad”.

Con él coincidió Dorantes Aguilar, quien dijo que en esta red “circula el rumor en su máxima expresión digitalizada, y muestra de ello son las noticias falsas, también conocidas como fake news”.

Luces y sombras

Facebook, que para muchos es una bitácora de vida, también puede ser una herramienta para el cambio social.

“Gracias a las redes sociales nos enteramos de los movimientos de estudiantes y obreros para cambiar la situación política en su nación, en donde el Estado controlaba los medios de comunicación”, comentó Romo Zamudio.

También, durante desastres naturales han sido de gran ayuda para que las personas informen de su situación, como ocurrió tras los sismos de 2017 en México.

Entre los aspectos negativos están su modelo de negocios, que consiste en vender la información que los usuarios colocan en la red cada vez que dan un clic. Estos datos son analizados por inteligencia artificial, con algoritmos que se van autoprogramando para encontrar patrones de consumo.

Dorantes Aguilar, especialista en comunicación política, expuso que la venta de información no era tan criticada hasta que empezó a hacerse con datos de política, para las campañas electorales.

Al respecto, Romo Zamudio indicó que por ello se ha tachado a Facebook de colaboracionista de algunos gobiernos; de haber tenido injerencia en procesos como el referéndum en Reino Unido para abandonar la Unión Europea (Brexit); y de incidir en los comportamientos de los votantes en las elecciones de Estados Unidos de 2016.

Ante este escenario, subrayaron ambos especialistas, es imperativo discutir la regulación de los recursos en línea, pues están en juego aspectos como la privacidad, la protección de las garantías individuales, el derecho de asociación, la libertad de expresión y derechos de autor, entre otros.

Romo Zamudio destacó que aunado a la reglamentación que se pueda establecer, está también la conciencia de los usuarios respecto a si lo que publican no daña a alguien, si es verídico e indispensable, o si aporta algo relevante a su red social.

albahaca.jpg_1609701232

México, el segundo país con más plantas medicinales registradas

Redacción

México es el segundo país en el mundo con mayor número de plantas medicinales registradas informó la presidenta de la Academia Nacional de Ciencias Farmacéuticas, Juana Leticia Rodríguez y Betancourt

Lo anterior, destacó, refleja el gran potencial que hay para su uso en la terapéutica y los retos que se enfrentan para demostrar su eficacia, seguridad y calidad.

“Si pudiéramos aprovechar toda esa posibilidad tendríamos muchos productos naturales los cuales serían medicamentos, lo que permitiría que la población tuviera acceso a ellos de manera económica”, explicó la especialista .

Actualmente, reconoció que las universidades son quienes realizan este tipo de estudios por lo que es necesario tener mejores políticas y más apoyos para impulsar más esta investigación.

Por ello, durante el encuentro, no sólo se habló de estudios en plantas consideradas benéficas para la salud, sino también de lo fundamental de su conservación, pues varias de ellas pueden ser endémicas y si se sobreexplotan se agotaría el recurso.

Por su parte, Jorge Velázquez Ramos, director de la Facultad de Química, añadió que buscar en lo natural principios activos para padecimientos que sufren los humanos es histórico, por lo que es natural que la investigación científica de las plantas, en instituciones como la UNAM, sea clave para la salud de las personas.

Velázquez Ramos agregó que hay plantas de las que históricamente se sabe que tiene un uso farmacológico, por lo que es indispensable que las nuevas generaciones de químicos las examinen y extraigan de éstas los principios activos en beneficio de la sociedad.

Rachel Mata, de la FQ, ha revisado los compuestos activos de plantas como la cola de zorra, la salvia circinata o la prodigiosa para saber exactamente cuáles son las moléculas que permiten a quien las toma reducir sus niveles de azúcar en la sangre.

La experta reconoció que varias de esas plantas han sido documentadas desde hace tiempo como útiles contra la diabetes, pero no se había analizado a fondo cuáles de sus compuestos son los que tienen este efecto benéfico.

Asimismo, Alexandre Cardoso Taketa, de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, reportó el primer cultivo in vitro de callos de helecho endémico de México, del que se ha documentado beneficios neuroactivos, pero que cada vez es más difícil conseguir debido a la presencia humana en su hábitat.

Estas plantas, añadió, crecen de forma muy lenta y la gente no las valora al considerarlas sólo un adorno, por lo que el trabajo desarrollado en su laboratorio ofrece una oportunidad de conservación de este tipo de organismos.

Fuente: UNAM

piramide sobre cenote

‘Nature’ reafirma hallazgo de cenote bajo la pirámide de Kukulkán

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO Científicos de la UNAM y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informaron  en 2015 del hallazgo de un cenote a ocho metros debajo de la pirámide de Kukulkán, en Chichén Itzá, zona arqueológica de Yucatán. Ahora, su existencia se corrobora con su publicación en la prestigiada revista científica Nature Scientific Reports.

De acuerdo con la Máxima Casa de Estudios en México, este trabajo es importante por dos aspectos: la parte arqueológica, interesante para los estudiosos de la civilización maya, y por el método llamado modalidad tridimensional de tomografía de resistividad eléctrica (ERT-3D por sus siglas en inglés).

En este trabajo intervinieron científicos del Instituto de Geofísica (IGf) y la Facultad de Ingeniería  (FI) de la Universidad Nacional, y del INAH, la arqueóloga e investigadora Denisse Argote, también un grupo de estudiantes en campo. coordinado por Alejandro García Serrano.

El método de estudio es único en el mundo, y fue desarrollado en esta casa de estudios, resaltó René Chávez, responsable del proyecto. La técnica, que ha llamado la atención en el área de la exploración geofísica, no se había empleado en estructuras tan grandes como la pirámide de Kukulkán, monumental edificio considerado una de las siete maravillas del mundo moderno.

Andrés Tejero, de la FI, explicó que la ERT-3D surgió a raíz de un problema de hundimientos y socavones al poniente de la Ciudad de México.

Trabajar en una zona arqueológica, explicó Gerardo Cifuentes, también del IGf, es un reto, porque “hablamos de patrimonio cultural”.

El resultado sorprendió a los universitarios, pues “no fuimos a buscar un cenote, sino a conocer las características del subsuelo de la pirámide y probar las virtudes del método desarrollado, y hoy tenemos una imagen muy real de lo que hay en el subsuelo, basada en siete mil 192 observaciones”, añadió.

Debajo del Castillo no sólo hay un cenote, sino un sistema de conexión, con entradas y salidas de agua, acotó Chávez. Algunos arqueólogos piensan que “la cavidad que encontramos puede estar conectada con un cenote al sur de la pirámide, llamado Xtoloc, y éste, a su vez, con el cenote sagrado, hacia el norte”.

Con este estudio se abren nuevas preguntas: ¿por qué una pirámide de ese tamaño se construyó encima de una cavidad?, o si los antiguos mayas sabían que existía.

Nature es una de las más prestigiosas revistas científicas a nivel mundial, ​ que fue fundada por Joseph Norman Lockyer, muchos investigadores de la UNAM difunden sus trabajos, pero junto con colaboradores extranjeros, éste es uno de los artículos en donde todos los autores son mexicanos.

 

Fuente:UNAM

Tlatelolco-2-de-octubre

‘Estas son cosas que uno no quisiera recordar’: exmilitar participante del 68

Paola Flores

OAXACA, Oax. Gustavo Díaz Ordaz, el presidente cuyo gobierno reprimió el Movimiento Estudiantil de 1968 es descendiente de oaxaqueños, aunque nació en Puebla, trascurrió una parte de su niñez  bajo la supervisión de  su madre, Sabina Bolaños Cacho y su padre Ramón Díaz Ordaz en Tlacolula de Matamoros.

A pocos kilómetros de ahí, en San Juan Guelavia, la historia de otro oaxaqueño inició unas décadas después: Ildefonso Pérez García, quien después se convirtió en  integrante de la Brigada de Fusileros Paracaidistas que participaron en la matanza de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas.

El destino de ambos se cruzó en el otoño del 68, el primero dio órdenes, el segundo las cumplió.

“Nos traicionaron, esa tarde nos traicionaron, fuimos enviados para supervisar la manifestación en la Plaza de las Tres  Culturas, nadie dijo nada de matar, íbamos a resguardar la movilización, como muchas otras en ese año”, recuerda Pérez García en entrevista para Oaxaca Media.

Mientras se acomoda en su silla, el hombre de mediana estatura y gesto amable suelta una frase: “estas son cosas que uno no quisiera recordar.” Cincuenta años después, y a pesar de haber sido testigo presencial y participe, no termina de entender lo que ocurrió. Tenía 18 años cuando la vida lo plantó frente a la muerte.

[quote]“Era un joven con deseos de ascender en la vida militar, siempre me gustó, junto con otros 15 paisanos nos alistamos, aunque sabíamos que seríamos los primeros a los que iban a llamar para los madrazos”.[/quote]

captura-de-pantalla-2014-10-02-a-las-09-19-27

¿Ustedes sabían lo que pasaría?

─Fuimos con instrucciones precisas de vigilar, de desalojar sin tirar balazos, nos dijeron cómo debíamos responder a determinadas señales y circunstancias: “cuando vean esto y esto vamos a proceder, si disparan, disparen”. Pero no se nos informó que habría un grupo de francotiradores, fue una trampa.

Pérez García  cuenta que él estaba acuartelado junto con varios compañeros, sabían lo que estaba pasando con los estudiantes y sus movilizaciones, pero no todo.

─ El 2 de octubre recibimos la orden de dirigirnos a Tlatelolco, llegamos ahí a las tres, todo parecía muy tranquilo. Rodeamos el perímetro, como a las cinco y media los líderes estaban hablando, a las seis y tantos, las luces de bengala brillaron en el cielo y entendimos que era el momento de dispersar la manifestación, pero llegando ahí nos recibieron con balazos, venían de los edificios, todos nos resguardamos, no entendíamos que ocurría, mi general, José Hernández Toledo resultó herido, entonces nosotros respondimos al fuego, a lo sonso.

¿Había suficiente luz para distinguir a quién disparaban?

─ Eran las seis de la tarde, claro que había luz, y los reflectores se mantuvieron encendidos, fue una matanza muy bien iluminada.

¿Se siente responsable de la muerte de los estudiantes?

─ Hubo muertos por todos lados, hubo bajas de ambos bandos, mi vida también corría peligro, reaccionas de prisa…

Poncho, como prefiere que lo llamen, toma aire, hace una pausa, y continúa.

…Tú eres militar, tu cumples órdenes, no dio tiempo de pensar nada, siempre culpan al Ejército, pero en eso hubo muchas manos, el gobierno ocultó todo, también había gente de otros países que portaba armas.

Su mirada se extravía en medio de la charla…

─ Vi a una mujer embarazada con un disparo, estaba muriendo, el feto en su vientre aún se movía, ¿qué podía hacer? era mi vida o la suya.

¿Qué pasó luego de las ráfagas de disparos?

─ Eso duró como media hora, luego se calmó y entonces comenzamos organizar la situación, levantamos a algunos heridos, separamos a las mujeres y hombres, también a los que no eran estudiantes, fuimos concentrando los cadáveres y deteniendo. Lo que pasó después con ellos yo sólo lo supongo, esa no fue una de mis responsabilidades esa noche. Como a las 10 hubo más balazos; pero a las dos, tres de la mañana, ahí ya sólo quedaba sangre y miles de casquillos. Nos mantuvieron cuatro días más en el lugar para resguardar.

¿Cómo fue su vida luego de eso?

─Te entrenan para cumplir órdenes, las preguntas vinieron después, la confusión también, ahora ya ha pasado mucho tiempo, pero unos años después llegué a oír que querían desaparecer a varios que estuvimos ahí y entonces me fui de México, ahora nunca hablo de esto, mis hijos y mis nietos no preguntan tampoco.

¿Considera que el caso Ayotzinapa se asemeja en algo a lo ocurrido en 1968?

─ México sigue siendo el mismo, es un país injusto con sus víctimas, el gobierno miente, siempre oculta algo, en lo que pasó en Guerrero ellos tuvieron mucho que ver, pero no contarán esa parte, no pueden admitirlo.

43087783_291864251648046_4085824512061341696_n

Ildefonso Pérez García/Foto: Cortesía.